PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Historias

Esta empresa permite mandar 'bombas' de purpurina a la gente que odias

H

 

En Estados Unidos hace años que se usan como forma de protesta contra la discriminación de los homosexuales

Franc Sayol

15 Enero 2015 06:00

Mandar regalos envenenados a los enemigos es un recurso muy antiguo. Si eres Vito Corleone mandas la cabeza ensangrentada de una pura sangre. Si eres un poco retorcido puedes utilizar el servicio Shitexpress y mandar un paquete de mierda de cerdo. Y para aquellos que no sean ni lo uno ni lo otro, ahora el mercado ofrece una nueva posibilidad: mandar un sobre “bomba” con purpurina.



Unos genios australianos han puesto en marcha Ship Your Enemies Glitter, un servicio online que permite mandar un sobre cargado de purpurina a tu némesis. Solo tienes que pagarles 7 euros, darles una dirección y ellos se encargan de hacer llegar el sobre a cualquier parte del mundo. Para maximizar los destrozos, la purpurina irá escondida dentro de una hoja de papel doblada: cuando el recipiente abra el sobre y estire la hoja para leerla, recibirá la descarga. El paquete también incluye una nota en la que se le hace saber a la persona en cuestión el motivo por el que recibe el regalo.



Puede que la purpurina parezca inofensiva, pero cualquiera que haya estado a menos de un metro de la misma sabe que es un invento del diablo. Una vez impregnada en tu ropa o en tu piel resulta prácticamente imposible de eliminar. Una lluvia de purpurina inesperada es, por tanto, una gran manera de decirle a alguien que le odias.



El servicio puede contratarse en la web ShipYourEnemiesGlitter.com, dónde además de definir la purpurina como “el herpes de las manualidades”, sus responsables incluyen un desternillante FAQ. He aquí algunos ejemplos:



¿Es esto real?

Si, maldito idiota. Hemos invertido demasiado tiempo, dinero y recursos para poner en marcha esta web de mierda como para no ser pagados por ello.



A mi destinatario le cayó purpurina en los dos ojos y ahora está ciego, quiere demandarme. ¿Ayuda?

Heh.



¿Por qué estáis tan obsesionados con la purpurina?

Anda y que te jodan.



El éxito de la página ha sido tal que sus responsables se han visto obligados a suspender temporalmente el servicio para poder hacer frente a la avalancha de pedidos. “Tenéis una fascinación enfermiza con la purpirna. Hemos recibido todos los pedidos y estamos trabajando en ellos. Había una tonelada así que sed pacientes”, dicen en la web.



Los bombardeos de purpurina no son, ni mucho menos, un invento de esta empresa. En Estados Unidos hace años que se usan como forma de protesta contra la discriminación de los homosexuales. Durante la campaña de las elecciones del 2012, por ejemplo, diversos candidatos conservadores opuestos al matrimonio entre personas del mismo sexo, entre ellos Mitt Romney, recibieron baños de purpurina por parte de activistas.



Lo que han hecho los responsables Ship Your Enemies Glitter, pues, ha sido apropiarse de acto de rebelión y extirparle toda la carga política para convertirlo en un simple divertimento. Una frivolidad que puede volverse de mal gusto si tenemos que el concepto es peligrosamente cercano al de las cartas bombas que utiliza el terrorismo.



En todo caso, se trata de una nueva muestra de que en la era de la glorificación startup, no hay barrera que valga. Y menos aún si hablamos de emprendedores trolls.


El emprendimiento troll vuelve al ataque.


share