PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Historias

Este emocionante corto demuestra cómo pesan los recuerdos en nuestra vida

H

 

3 minutos para soñar, llorar y volar

Franc Sayol

21 Mayo 2015 06:00

Los recuerdos son tramposos. Bonitos o hirientes, siempre serán caprichosos. Se graban en nuestra memoria para volver volando en la imaginación.

No deberíamos fiarnos en exceso de ellos. Pero si algo que nos define, es eso, recuerdos.

Recuerdos de momentos que nos hicieron felices, de personas que nos dejaron huella, de sensaciones que querríamos volver a sentir. Ello es lo que construye nuestro relato vital, y lo único que nos queda una vez llegamos al destino.

Todas estas ideas son las que destiló la animadora francesa Hélène Leroux en su conmovedor corto Floating In My Mind.

En él seguimos la vida de un chico desde su infancia a su vejez. A medida que va experimentando distintos hitos, acumula recuerdos que Leroux ilustra en forma de globos.

Es un recurso sencillo, pero tremendamente efectivo para entender cómo funcionan los mecanismos emocionales de nuestra memoria.

La prueba es que, una vez visto, será difícil que te olvides de él durante todo el día.


Los recuerdos solo pesan cuando nos agarramos a ellos



share