PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Historias

Cuando los derechos de autor son la única esperanza contra el revenge-porn

H

 

El mejor remedio para que tus selfies más íntimas no se esparzan por la red

Franc Sayol

10 Septiembre 2014 18:29

Cuando este lunes Reddit clausuró /r/thefappening, el sub-foro dedicado a recopilar las imágenes del celebgate, no lo hizo porque de pronto sintiera compasión por las celebridades. Tampoco lo hizo por verse señalado por los centenares de artículos moralizantes que aparecieron a raíz del caso. Lo único que preocupaba a Reddit eran los derechos de autor.

“De acuerdo con nuestras obligaciones legales, eliminamos el contenido tan pronto recibimos las peticiones de la DMCA emitidas por los propietarios legales de las imágenes”, dijeron los responsables del foro en un comunicado. Los abogados de las famosas afectadas habían dado en el clavo. Por mucho que sean una evidente violación de la intimidad, que sean una forma de acoso sexual o que sean la prueba de un crimen informático, la forma más rápida y efectiva de lograr la retirada de imágenes comprometidas es la ley del copyright.

La punta del iceberg

El celebgate no solo ha destapado las fotos íntimas de un puñado de actrices y modelos, sino que ha hecho emerger el submundo del porno de venganza en Internet. Cada día, centenares de chicas ven cómo sus fotos desnudas se suben a la red contra su voluntad. Mientras la gran mayoría de celebridades envueltas en estas situaciones no se han visto profesionalmente perjudicadas, la situación de las víctimas anónimas suele ser muy distinta. A la violación de la intimidad se le une la humillación pública, las amenazas, la ruptura de relaciones, el abandono de amistades y, en algunos casos, la pérdida del trabajo.

La prioridad de las víctimas siempre es hacer desaparecer esas imágenes de la red lo más rápido posible. Pero no es sencillo. No hay leyes específicas que sancionen a las personas que suben este tipo de material y cada caso tiene sus particularidades. Algunas son fotos robadas por hackers y otras colgadas por ex-novios despechados, algunas son auto-fotos y otras no, algunas fueron tomadas cuando eran menores y otras mucho después. Los matices legales son tantos que es imposible buscar un método de actuación conjunto.

Por si fuera poco, generalmente, las leyes que regulan Internet eximen de responsabilidad a las webs que alojan contenidos posteados por usuarios. Esto es lo que permite, por ejemplo, que las webs puedan tener sección de comentarios sin tener que revisar uno a uno los mensajes. Pero también complica las cosas cuando toca buscar responsables. Una víctima del porno de venganza no puede pedir explicaciones a foros como Reddit o 4Chan: lo que publican los usuarios no es problema suyo.

El copyright como salvavidas

Pero hay excepciones. Una de ellas se da cuando el contenido en cuestión infringe los derechos de autor de la persona que tomó esa imagen. Cuando el copyright entra en juego, las imágenes pasan a ser responsabilidad de quien las aloja. Si fue la propia víctima quien hizo la foto, tiene derecho a mandar una notificación (que puede redactar ella misma siguiendo los modelos de la DMCA) exigiendo que se retire la imagen o el vídeo en cuestión. Aproximadamente el 80% de las imágenes del porno de venganza son selfies, por lo que el copyright se convierte en el mejor mecanismo de defensa de las víctimas.

Evidentemente, el copyright no es la solución definitiva. Para empezar, solo puede aplicarse a las auto-fotos. Por otro lado, mientras que páginas masivas como Reddit o 4Chan responden rápidamente a las notificaciones, otras webs mucho más underground suelen ignorarlas. El caso más célebre es el de la infame página Is Anyone Up. La web no solo colgaba fotos robadas sino que, cuando recibía notificaciones para que se descolgaran, tenía por costumbre publicar información personal de las víctimas como sus perfiles de Facebook a modo de amenaza.

A largo plazo, las webs que hospedan esta clase de contenidos probablemente se vean obligadas a replantearse sus principios. Pero no es algo que parezca factible corto plazo. Entre otras cosas, porque es una discusión que abarca mucho más que fotografías de desnudos. Lo que está en cuestión es qué tipo de leyes y gobiernos necesita Internet. En el caso de Reddit, por ejemplo, la clausura de /r/thefappening ha hecho rebrotar las discusiones sobre la (falta de) moral del foro y la parcialidad de los moderadores. Resulta curioso que, por ejemplo, el foro siga permitiendo /r/photoplunder, un sub-foro dedicado a las fotografías robadas... de chicas anónimas.

Hasta que no se alcance una solución, reclamar los derechos de autor parece ser la estrategia más efectiva para las víctimas, ya sean célebres o anónimas. Puede que solo sea un parche, pero es mejor que estar totalmente descubierto.

share