Historias

Lo dejaron todo para viajar por el mundo... y acabaron limpiando lavabos

Su Instragram dice que están viviendo un sueño, pero no es exactamente así

Cada cierto tiempo aparece en nuestro timeline alguna historia de gente que rompe con la rutina para emprender una aventura emocionante.

Chanel Cartell y Stevo Dirnberger lo hicieron. Dejaron sus puestos directivos en agencias de publicidad y se lanzaron a recorrer el mundo durante un año. El objetivo de llegar lo más lejos posible de su Sudáfrica natal, y están documentando su experiencia en un blog llamado How Far From Home y en sus perfiles en distintas redes sociales.

Un vistazo rápido a su Instagram nos da la impresión de que, en efecto, están viviendo el sueño de cualquier trabajador quemado con su vida. Pero, detrás de las puestas de sol en lagos escandinavos y el yoga en playas griegas, no todo es tan bonito como parece.

Coincidiendo con el ecuador de su aventura, Cartell ha publicado una entrada en el blog en la que revela lo que ella denomina como “el lado más feo de nuestro viaje”.

“Hasta el momento, creo que hemos fregado 135 lavabos, esparcido 250 kilos de estiércol de vaca, paleado dos toneladas de piedras, pavimentado 60 metros de camino, hecho 57 camas y pulido tantas copas de vino que ni siquiera recuerdo la cantidad”, escribe Cartell.

La pareja realiza todos estos trabajos a cambio de acomodación y comida.

“De los lujos que dejamos atrás en Johannesburgo hemos pasado a la brutal realidad del voluntariado, estamos en el extremo opuesto de la escala...”, sigue Cartell, “el presupuesto es muy ajustado, y nos vemos forzados a utilizar la creatividad para resolver la mayoría de nuestros problemas (y las ganas de llorar)”.

Cartell afirma que ha compartido el post para que la gente “no se deje engañar por un puñado de fotos increíbles” y entienda la dureza de este tipo de aventuras.

A pesar de que admite que las incomodidades y penurias están repercutiendo en su salud y estado físico, Cartell sigue creyendo que su nueva vida es “como estar el paraíso”, y quiere que sus experiencias sirvan para que otros se decidan a salir de su zona de confort.

“Realmente, no hay nada como cambiar presupuestos de publicidad millonarios por limpiar lavabos para aprender sobre la humildad, la vida y la importancia de vivir cada día como si fuera el último”, escribe.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar