Historias

25 confesiones embarazosas de adolescentes en celo

3. Le chupé el pecho a un maniquí en un centro comercial... y me pilló un guardia de seguridad

*Imagen vía Blinkart

1.

En 8º grado (equivalente a 2ª de ESO), vi el pecho de una chica tocando el extremo de su mesa (no un pecho desnudo ni nada, un pecho totalmente vestido). Cuando no quedaba nadie en clase, me acerqué y lamí la mesa. No estoy orgulloso de ello.

2.

Estaba solo en una habitación de hotel mientras mi padre estaba en una reunión de trabajo. Me masturbé mirando la foto un trozo de carne en una revista porque se parecía un poco a una vagina.

3.

Le chupé el pecho a un maniquí en un centro comercial y me pilló un guardia de seguridad.

4.

Cuando tenía 14 años le hice un agujero a mi puf y me lo follé durante 15 minutos hasta que mi padre llamó a la puerta. Entró, y me vio escondiéndome a toda prisa debajo de las sábanas, con el puf encima de la cama y una tonelada de bolas de espuma esparcidas por la habitación. Fue muy difícil de explicar.

5.

Escogí el personaje femenino de Temple Run y me masturbé con sus gruñidos... no tengo vergüenza.

6.

Bombeé jabón en mi pene porque quería eyacular burbujas. Eyacular fue lo mismo, pero, durante las siguientes horas, el pis parecía lava caliente.

7.

Me gustaba un chico que era batería, así que cuando se olvidó una de sus baquetas en una fiesta, la robé y me masturbé con ella. Luego se la devolví.

8.

Siempre he sido más de leer literatura erótica que de ver porno. Un día, en una librería, encontré un libro que contenía elementos de mi fetiche. Lo leí en medio del pasillo hasta que me corrí en los pantalones ahí mismo.

9.

Tuve sexo con la hija de un obispo en la pila bautismal de una iglesia mormona.

10.

Conseguí la dirección de una novia que tenía a través de Internet, eyaculé en una pequeña botella de cristal, la sellé con cera y la envolví. Fui a correos para preguntar como debía mandar algo que contenía hielo seco. Cuando la empleada me preguntó qué estaba mandando, me di cuenta de que, quizá, todo eso era un poco raro, así que me excusé, me fui y tiré la botella.

11.

Cuando tenía 9 años —no era, por tanto, una adolescente—, descubrí que escalar postes me provocaba un orgasmo. Así que, cada día, me pasaba la hora del recreo escalando viejos postes oxidados en el patio del colegio. Mi madre siempre se quejaba de que cada día volviera con manchas de óxido en la parte delantera de mi ropa.

12.

Rajé el colchón, metí media barra de mantequilla en la obertura y procedí a follarme mi cama.

13.

En mi segundo año de instituto, estaba subiendo las escaleras detrás de una chica que llevaba unas mallas blancas apretadas. Recuerdo que pensé “guau, me gustaría tocarle el culo”. En este momento mi mano reaccionó sola, estiré el brazo y le toqué el culo. Se giró y me miró. Me disculpé, ella sonrió y me dijo que pasaba nada.

14.

Le hice un dedo a mi novia en la Mansión Encantada de Disneyland.

15.

Una camarera rozó sus pechos contra mí mientras servía mi plato. Inmediatamente me levanté y fui al lavabo del restaurante a masturbarme. Era unisex así que me imaginé que ella también lo usaba.

16.

Me quedé a dormir en casa de una amiga. Por la mañana me estaba duchando y, de pronto, estaba muy caliente. Vi que alguien de la casa tenía un cepillo de dientes eléctrico así que decidí masturbarme con él. Luego lo enjuagué y lo devolví a su lugar. No sé de quién era el cepillo, y nunca quise saberlo.

17.

Después de pasarme todo el trayecto en el autobús lamentándome de que haya tantos objetos cotidianos que las chicas pueden usar para masturbarse y que, en cambio, no haya nada en lo que un chico pueda meter su pene, llegué a casa, le hice un agujero en forma de pene a una patata y lo lubriqué con el champú de mi padre. Traté de follarme eso, pero no funcionó. Me limpié el champú pero no lo enjuagué. Al día siguiente, en el colegio, el pene me sangraba. Fue la última vez que me follé una patata.

18.

Cuando tenía 13 años, vi una foto de Hilary Duff en una tienda y me puse tan caliente y tenso que simplemente metí mis manos en los pantalones y me hice una paja ahí mismo, en el pasillo.

19.

Me enfadé con mi ex-novia, así que se la chupé a su novio y le mandé la cinta. Definitivamente no fue mi mejor momento. Pero el más caliente quizá si.

20.

Me masturbé debajo del delantal mientras me estaban cortando elpelo. Creo que la peluquera se dio cuenta porque, de pronto, me sacó el delantal. Por suerte, había tenido tiempo de esconderla en mis pantalones.

21.

Me masturbé en clase con un compañero sentado justo a lado. Yo era un puto tarado. Y ellos lo sabían.

22.

Pasé toda una noche con mi prima hablando de sexo e, idiota de mí, intenté marcarme un Lannister. A día de hoy sigue sin hablarme.

23.

Me metí los dedos vigorosamente en una de las camas del h ospital psiquiátrico local. La peor parte es que yo no era una paciente. Era una becaria.

24.

Hubo una vez en la que el Internet se había caído y estaba MUY salido. Estaba solo en casa. Me puse a buscar la caja del router en el desván por si había algo que me pudiese ayudar a arreglarlo. De pronto, encontré una vieja caja de zapatos llena de fotografías en blanco y negro en las que aparecía lo que, deduje, era una familia. Había una foto de la que, imaginé, era la madre. Llevaba un bañador negro, con el escote justo para que mi sangre pubescente empezara a bombear. Me masturbé dos veces en el mismo desván y me llevé la foto a mi cuarto. La dejé en mi cajón para uso futuro y me olvidé.

Dos semanas después, mi madre entra en mi habitación preguntándome si tengo el mando de la mini-cadena. Estoy tan absorto jugando a videojuegos que ni siquiera la miro mientras se pone a rebuscar en mis cajones. De pronto, me doy cuenta a que ha encontrado mi pequeño alijo de porno vintage. Mientras me pongo rojo y hago esfuerzos por no mirarla me dice: “Que dulce eres, ya no me acordaba de esto. ¿Dónde has encontrado esta foto? Mira este es Larry y esta soy yo...” y empieza a nombrar miembros de su familia. Por dentro estoy perdiendo los estribos. Sin ser consciente de ello, me había masturbado con una foto de mi fallecida abuela. No puede haber nada mucho peor que esto.

25.

Me follé a un árbol.

Lo que la risa es para la infancia el sexo es para la adolescencia

[Vía Reddit]

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar