Historias

La ciencia identifica a 4 tipos de borrachos distintos, ¿cuál eres tú?

Así cambiamos cuando bebemos

Que el alcohol nos afecta a todos de forma distinta lo descubrimos pronto. Concretamente, en esa primera borrachera en casa de los padres de un amigo del colegio en la que uno acaba llorando, el otro peleándose, otro dormido en la taza del lavabo y otro vomitando en el sofá.

Ahora, estas distinciones ya tienen base científica.

Un grupo de psicólogos de la University of Missouri-Columbia ha identificado y catalogado cuatro tipos de borrachos según el efecto que el alcohol les provoca: el Hemingway, el Profesor Chiflado, el Mary Poppins y el Mr Hyde.

Para ello, pidieron a 364 hombres y mujeres que completaran un test de personalidad dos veces. En uno debían responder en función de cómo son cuando están sobrios y, en el otro, en cómo actúan cuando están bebidos.

Esto es lo que descubrieron.

1. El Hemingway.

Ernest Hemingway solía alardear de que podía beber “cantidades infernales de whisky” sin emborracharse.

Es por ello por lo que los investigadores han escogido su nombre para bautizar el grupo de aquellas personas que menos cambios en su personalidad demuestran tras haber bebido. Sí, aquel amigo que no sabes si siempre va borracho o si, simplemente, el alcohol no le afecta.

Se trata del grupo más extenso —alrededor del 40%— y engloba a aquellas personas que muestran poco decrecimiento en la conciencia y el intelecto tras ingerir alcohol.

“Estudios previos han descubierto que, de media, estos dos factores son los que más decrecen con la intoxicación, así que el decrecimiento moderado que muestra este grupo hace que sus miembros destaquen como bebedores 'menos afectados' que los bebedores en el resto de grupos”, dicen los investigadores al respecto.

Es curioso, sin embargo, que para denominar una categoría de gente que mantiene el control se haya escogido el nombre de un alcohólico recalcitrante.

2. El Profesor Chiflado.

Todos conocemos a uno: ese amigo que se transforma por completo cuando ha bebido alguna copa de más.

Se trata de aquellas personas que, tal y como le ocurre al personaje cinematográfico del que toma el nombre el grupo, experimentan una suerte de transformación química que les hace pasar de ser introvertidos, callados y amables a extrovertidos y ruidosos.

Ello se debe a que el alcohol disminuye su conciencia de manera mucho más significativa que en las personas de los otros grupos, haciendo que se olviden de sus escrúpulos.

Suelen acabar siendo el alma de la fiesta, pero es probable que al día siguiente se arrepientan de muchas de las cosas que hicieron o dijeron.

3. El Mary Poppins.

Este grupo está conformado mayoritariamente por mujeres y engloba a aquellas personas cuyas borracheras les hacen ser como la dulce niñera de Disney.

Las Mary Poppins mantienen una actitud amigable, compasiva y de cooperación por mucho que beban. De hecho, el alcohol puede incluso potenciar estos rasgos.

“El grupo de bebedores Mary Poppins captura los bebedores responsables y dulces, que experimentan menos problemas relacionados con el alcohol”, dicen los investigadores.

4. Mr. Hyde.

Los Mr. Hyde representan la otra cara de la moneda. Son los que buscan bronca, los que molestan, los que sueltan impertinencias... los liantes, vamos.

Son aquellas personas que experimentan cambios de personalidad muy pronunciados, volviéndose “menos responsables, menos inteligentes y más hostiles” cuando están bajo la influencia del alcohol.

Los miembros de este grupo son los más propensos a experimentar pérdidas de memoria o a ser detenidos por culpa de su comportamiento estando borrachos.

Según el estudio, los Mr. Hyde representan el 23% de los bebedores, dos tercios de los cuáles son mujeres.

[Vía Telegraph, Time]

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar