Historias

Las chicas son insectos, las chicas mueren antes

Lágrimas, sangre y vómito. Sonríe y sé bella

No estás en la flor de la vida, estás en la flor de la muerte.

Ahora que eres joven sabes que pronto morirás.

Las chicas son insectos: por un momento o unos pocos años son bellas, perfectas, brillan como ninguna criatura en la ciudad.

De pronto, atardece y sienten el frío. La luz de los elogios deja de calentar su cuerpo feliz.

No importa cuánto estudies tus alas, tu rostro, tu cabello. Cuánto intentes parecerte a los anuncios que no envejecen.

Nunca vas a poder ser como las mariposas de mentira. No llores, debes seguir intentándolo.

Para lucir hay que sufrir.

¿Qué te sobra? Las pecas, los kilos, el vello que dice que tu piel está viva.

No hagas como si no te importara. Sabes que a los demás les importa.

¡Quita todo eso de ahí! Rápido, no te cortes.

¿No puedes alargar tus piernas? Quiere decir que la tierra te llama más que el cielo.

No tienes madera de ángel. Ríndete y hunde tus rodillas en el asfalto.

Las chicas bonitas no sangran.

Tu regla no huele a fresa, ni es azul.

¿Y esa cara? ¿Crees que puedes ir por ahí sin sonreír?

La felicidad es el mayor tratamiento de belleza. Así que sé feliz o desaparece.

¿Tienes hambre? Siéntete gorda.

¿Has comido? Siéntete culpable.

No me arañes con esas manos descuidadas.

Tus lágrimas, tu sangre y tus vómitos no son de purpurina.

Fea.

– ¿Quén habla?

– Tú mísma.

– Eso es mentira. Yo no quiero sufrir.

– Vivo en ti, no puedes impedirlo.

Yo estoy viva, ¿y tú? Yo muerdo, ¿y tú?

– ...

– ¡Responde!

– ...

Los estándares de belleza nos suicidan

Tags: ,

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar