Historias

Cinco bocas con trampa que te atraparán hasta la muerte

Cuidado, que muerden

Una imagen vale más que mil palabras, un beso más que mil imágenes y uno de los dibujos de Christo Dagorov… no vale más que mil besos, pero se le acerca.

En las finísimas creaciones de este ilustrador suizo encontramos una breve serie titulada Lips que, partiendo de una sencilla idea, nos sumerge en un universo de narraciones infinitas. Armado con un lápiz y pulso de cirujano, Dagorov recrea en Lips cinco versiones de una boca, y tantos relatos como nuestra imaginación tenga ganas de inventar.

Así, a los burdos poetas que escribieron “me perdería en tus besos”, Dagorov responde con un bosque negro, magnético, profundo, peligroso… un desafío a perderse mortalmente a aquel o aquella que se atreva a encomendarse a esta boca de apetito vegetal:

A aquellos de piropo barato que dijeron “me quedaría a vivir en tus labios”, Dagorov eleva la apuesta y ofrece una cárcel real, una celda de cavidades húmedas en las que morir de angustia y de asfixia:

A quienes comparan la boca del amante con un mapa que recorrer con la punta de los dedos, Dagorov propone un intrincado callejero de la ciudad, un lío de rincones que desorientarán y desalentarán a los falsos pretendientes:

A los que se rinden su amor a una boca en la que creen ver la belleza de todas las mujeres, Dagorov ofrece un beso extraño armado con muslos, con brazos, con vientres, con carnes blandas… Un beso raro que, mirado desde cierta distancia, parece enfermo, infectado:

Y a los que les gustan más los mordiscos que los besos…:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar