Historias

Nunca has visto cuerpos más dulces y viscosos que estos

Entre el arte y la fantasía sexual, fluyen ríos de miel

Cuerpos desnudos cubiertos en miel. Sumergidos en miel de pies a cabeza. Imagina la escena, el tacto, el olor, el sabor de esos cuerpos. ¿Imagen agradable o idea repulsiva? ¿Asco o atractivo?

Para quien firma, la respuesta está clara: fantasía (sexual). Y todo por culpa de este viejo vídeo. Tosca. Honey. Cuerpos desnudos cubiertos en miel. Fantasía incómoda, a todas luces poco práctica, que el fotógrafo Blake Little lleva ahora al extremo en su serie Preservation.

En sus manos, la miel adquiere un poder transformador casi mágico. Los cuerpos aparecen convertidos en efigies caramelizadas, en momias dulces de contornos brillantes, se alzan rígidos como estatuas talladas en una sustancia viscosa y traslúcida.

El ángulo carnal queda silenciado por una cualidad escultórica que distorsiona e iguala tamaños y formas. La costra dulce que atrapa el movimiento nos hace pensar en cuerpos inertes, mantenidos con vida en algún tipo de letargo inducido, como si se tratara de una nueva forma de criopreservación que cambiara el nitrógeno líquido por la miel líquida.

"Cuando cubres a alguien en miel, tiene el efecto de hacerle parecer como si estuviera preservado en ámbar", comenta el artista, sugiriendo quizás un futuro en el que hombres y mujeres de hoy ocuparán su sitio en los museos de historia natural del mañana, de la misma manera que hoy conservamos insectos milenarios encerrados en gotas de ámbar.

Al paso que vamos, quizás nuestro futuro sea ese: existir como piezas de museo, como reliquias fósiles, recordando a quien nos suceda que tan solo fuimos otra especie que acabó desapareciendo.

Contra la dictadura de las medidas perfectas, caricias, miel y dulzura

Tags: ,

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar