PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Historias

Los asombrosos gatos medievales utilizados como terroristas

H

 

Unos grabados del siglo XVI muestran cómo un maestro de armas intentó utilizar mininos y aves como vías para extender el fuego entre los enemigos asediados

Mario G. Sinde

07 Marzo 2014 11:11

Mirad atentamente la imagen de arriba: ¿qué se ve? Supuestamente, es un gato con un propulsor, como si fuera un cohete. Verdaderamente, el animal lleva algo atado al lomo y escupe fuego. ¿Es un accesorio futurista, como el ‘jetpack’ que nos prometieron de pequeños y que nos permitiría volar e incluso viajar a otros planetas? ¿De dónde sale esta locura?

Vaya por delante que no es una falsificación. Estas imágenes de animales utilizados en contextos bélicos han sido difundidas por Mitch Fraas, un investigador en asuntos medievales y renacentistas que las encontró en un blog australiano después de que éste recogiera los dibujos digitalizados por la Universidad de Pensilvania en la que se observan animales utilizados como armas de guerra alrededor de 1530. La historia es como sigue: un maestro de artillería de Colonia, Franz Helm, desarrolló estos bocetos para proponer nuevos usos militares. Pero qué son exactamente, ¿cohetes?

En realidad no son cohetes. El hombre alemán del siglo XVI, a diferencia de Leonardo, no pensaba que los gatos pudieran volar. Además, qué estupidez sería ponerle un retropropulsor a una paloma, que ya lleva las alas de serie. El matiz es mucho más sutil: en un contexto de guerra, los animales suelen escapar de los lugares conflictivos. Lo que proponía Franz Helm era capturar gatos del enemigo, colocarles un arnés con materia combustible (pólvora, sobre todo), prenderle fuego y esperar a que el animal, asustado, regresara por el camino de vuelta para así invadir la ciudadela asediada con una bola de fuego difícil de controlar, que con suerte indenciaría pajares y establos.

Y así es como nacieron los misteriosos gatos voladores, que no volaban, pero podían hacer volar por los aires una taberna.

los-asombrosos-gatos-medievales-utilizados-como-terroristas

los-asombrosos-gatos-medievales-utilizados-como-terroristas

los-asombrosos-gatos-medievales-utilizados-como-terroristas

los-asombrosos-gatos-medievales-utilizados-como-terroristas

los-asombrosos-gatos-medievales-utilizados-como-terroristas

share