Historias

Si te incomoda esta ilustradora, no sabes el asco que puedes llegar a dar

Lo sexy nunca estuvo reñido con lo asqueroso

¿Es posible bailar un tango mientras le vomitas en la cara a tu pareja de baile? Dentro de las ilustraciones de Penelope Gazin no solo es posible, es lo normal.

En su mundo bizarre, los cuerpos se derriten e incluso adoptan formas alienígenas; pero nunca renuncian al baile, al erotismo y al amor.

"Me levanté así", confiesa una de sus chicas-alien. No se ha levantado con el pelo hecho un matojo o con el maquillaje corrido, sino con un ojo en la frente que vomita una plasta azul viscosa.

¿Y ella qué hace? 

Posa para la foto con su precioso bañador de cuchillos, claro. 

Ahí está la magia de Penelope Gazin: nada de muerte ni sufrimiento en sus dibujos; solo poses bonitas en medio de una explosión de entrañas, vómitos o deformidades.

¿Pero n¡o es eso lo que somos en realidad?

Gazin nos recuerda que, detrás de toda imagen superficial, se esconde un puñado de vísceras con cuenta en Instagram.

El cuerpo humano mantiene esa materia viscosa fuera de la vista pero, no nos engañemos: si tuviéramos los intestinos por fuera, no renunciaríamos a exhibirlos. Simplemente, pondríamos la mejor de nuestras poses y recibiríamos montones de 'likes'.

Si tuviéramos los intestinos por fuera, no renunciaríamos a exhibirlos

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar