Historias

Alexxa: "Las camgirls no contamos como infidelidad"

Confesiones de una camgirl en pijama

Se llama Alexxa, tiene 22 años y siempre dice que es de Málaga y que vive en Madrid.

Estudió el bachillerato artístico y un módulo que no le gustaba. Hace año y medio que es una de las camgirls más exitosas de Torbe y accede a hablar con nosotros. A través de webcam, claro. Cuando Alexxa se conecta, va en pijama y vemos el mismo escenario que sus viewers: su cuarto, su cama.

¿Cómo llegaste a ser camgirl?

Yo siempre le he decía a mi madre que quería ser actriz porno. Siempre me ha atraído, tanto desde el bando de las actrices como del de la producción. Contacté con las productoras Torbe y con Cumlouder y me quedé con la que mejor me atendió.

¿Cuánto ganas?

Sin restarle el 21% de IVA, como máximo he sacado 2.000 euros al mes.

Un sueldo normalito.

Últimamente no trabajo mucho. Hago unas 50-60 horas mensuales. A unos 12 euros la hora. Muchos meses me saco, 1.000, 800, pero porque no trabajo.

¿Te da palo?

No puedo hacer este trabajo 8 horas diarias, quema mucho. ¡Me duele la cara de tanto sonreír! Me pican los ojos de estar todo el día delante de la pantalla. Normalmente estoy unas 3-4 horas diarias, me saco entre 40 y 60 euros. Hay chicas que dicen que se sacan 3.000 al mes. ¿Pero cuántas horas te pegas tú, chiquilla?

¿Por qué trabajar con productoras en vez de ser autónoma?

Para montártelo en tu casa necesitas mucho dinero, no merece la pena empezar de cero. Además tus conexiones son suministros de alguna de las dos productoras, lo que hagas ni siquiera va a ser tuyo. En España no hay otra opción.

Entonces, las camgirls sois fichajes de estas productoras.

En este curro recibes muchas contraofertas, hay una lucha bastante fuerte por las chicas que funcionamos bien. Hay mucha presión y coacciones. A mí me han llegado a decir: si te vas, no vuelves a la productora, nadie te va a contratar, no vas a rodar. Piensan que somos de su propiedad.

¿Cuánto público tienes?

En cuatro horas me visitan unas 60 personas, están una media de 5 minutos.

¿Horario diurno o nocturno?

Por la noche no me gusta. Es cuando más se factura pero no puedo, no soy capaz.

¿Por?

Siento estrés. Me están hablando por chat, no puedo contestarles a todos, son demasiados. No puedo seguir el rollo a cada uno: que si secretaria, que si a cuatro patas en la cama, al final cojo y hago lo que me da la gana, hago un show sexual. Me agobio.

¿Por las mañanas cambia la cosa?

Piensa que el 90%  del tiempo me lo paso hablando, no abierta de piernas. Hay días en que ni me toco. El consolador lleva una semana guardado en una caja. Mis clientes fijos entran para saber cómo estoy, para estar conmigo un rato.

Pero... estás tumbada en plan sexy, ¿no?

Ni eso. Estoy como contigo ahora, sentada frente al escritorio y en pijama. A veces hasta me pongo una manta sobre los hombros. Hablan conmigo y tan a gustico, comentan el frío que hace en Madrid, jaja.

¿Y de qué habláis?

De mil cosas… Algunos son gente que está sola, no tienen a nadie. Creo que hago una labor social, prefiero que estos hombres estén conmigo a tirados en la calle o mirando niñas en el parque. Los llevo por el buen camino y les hago sentirse bien.

¿Cómo es ser observada y deseada cada día?

A veces me siento como una tragaperras. Esperan sacar algo de ti que no van a obtener nunca, como una cita o verte en la realidad. Pero se pasan horas intentando convencerme, diciéndome que son buenos chicos. Incluso me han ofrecido dinero por verme y tomar algo. Y nunca va a ocurrir.

No te tocan, pero cansa.

Nada más quieren mirarte, piensas 'sólo me quieren por mi cuerpo'. Luego llega el día 10, cobro y se me pasa.

¿Crees que ser camgirl desgasta?

Muchísimo. Pasas mucho tiempo hablando con gente que no conoces de nada, fingiendo que muchos te caen bien. A veces tienes que ser falsa, sonreír, te tiene que parecer todo bonito, hay veces que necesito estar 5 días sin conectarme para reposar la mente: no quiero que nadie me diga lo buena que estoy, que nadie me insinúe nada, ¡no me apetece! ¿Por qué tienen que desearme tanto? Llega a un punto en que molesta.

Es como estar con una chica sin ponerle los cuernos a tu mujer

¿Cómo aprendiste a seducir a la cámara y a quienes están detrás de ella?

Me interesa el mundo de la imagen, la fotografía. Veo a una actriz en una película y sé por qué parece atractiva. Todo es un juego de perspectivas, encuadres, aprendes a mover la webcam hasta que te haces una cartera de poses, gestos, miradas… funciona.

Haz un retrato robot de tus viewers  

Los que más se quedan están en la treintena, entre 27 y 40. No son el tipo de chico que piensas que nunca folla, son gente simpática, caen bien, seguros de sí mismos. Muchas veces no lo entiendo y se lo digo a ellos: '¿Qué haces tú aquí?' Y responden: 'Me caes bien'.

¿Por qué se quedan?

El primer día buscan una pajilla rápida, el segundo día le has molado, y luego ya se enganchan porque me ven como una amiga. Yo sigo en Twitter a mis asiduos, hablo con ellos. Hay alguno viejo pero son con quienes menos relación tengo, lo que buscan es pajearse mirando a una chavalita mona y ya está.

¿Los chicos jóvenes se han cansado del porno?

Es diferente, el porno está grabado. Aquí estás hablando conmigo, interactuamos, nos excitamos (supuestamente) juntos, es como estar con una chica sin ponerle los cuernos a tu mujer. Las camgirls no contamos como infidelidad. Hay tíos que necesitan una fuga y tienen novia, mujer, hijos…

¿Amor?

Muchos chicos se piensan que siento algo por ellos. Creo que son adictos al amor. ¿Por qué se tienen que enamorar?

¿Te sientes mal?

A veces pienso que los estoy engañando, pero en realidad se están engañando a sí mismos.

Hay crías que empiezan a hacer porno con 18 años. ¿Tú sabes cómo acaban? Las he visto llorando, vomitando.

¿Tienes novio?

Sí. Bueno, me lo estoy echando. Estoy haciendo el experimento social, introduciéndolo poco a poco, y noto los celos: "Claro, te has echado novio y no vas a pensar tanto en mí".

Buf, qué pesados.

Son como críos. Porque tengo novio ahora... que si no, me haría lesbiana. Si uno me tira los trastos en la discoteca ya pienso qué tipo de enfermo será: ¿enamoradizo?, ¿le gustan los azotes? ¿un cajón lleno de consoladores? No quiero ni verlos, me afecta, les he cogido manía. Son raros, son hombres. He conocido a tantos que no creo que haya uno diferente.

Para muchas chicas jóvenes el tema del erotismo o sexo online está suponiendo una salida de la precariedad. ¿Cómo lo ves?

Cuando empecé se lo dije a mis padres, a mis amigos, estoy muy segura de lo que hago y orgullosa de mi trabajo. Hay que tenerlo claro: es muy duro tener que estar mintiendo, ocultando tu trabajo, el origen de los ingresos… una amiga mía ha tenido que dejarlo porque su madre lo descubiró e iba a su casa para que se desconectara. Te estás sacando un dinero y lo tienes que hacer porque quieres, sin prejuicios, sin creer que vas a arrepentirte.

A mí me gusta verme como un alfiler: meto barriga y se acabó

Muchas son muy jóvenes y no calculan el desgaste. Tu entorno, por ejemplo, te ayuda.

Es verdad. Hay crías que empiezan a hacer porno con 18 años. Les dicen que les van a dar 300 euros por media hora y las ponen de rodillas delante de treinta tíos para que le llenen la cara de semen. ¿Tú sabes cómo acaban? Las he visto llorando, vomitando. Se preguntan por qué lo han hecho. Ni siquiera sabían lo que era un bukake. Si solo piensas en el dinero y no en las consecuencias que puede tener para ti… la cagas seguro.

Pongamos que quiero ser camgirl. Dame consejos.

Cuando te conectes a la webcam, hazlo con ganas. No lo hagas para fichar. Tienes que sonreír, pasarlo bien, hablar y portarte bien con los que están conectados. Cuando una me dice 'hoy echo 8 horas', después salen diciendo 'tía, que asco, uno me ha pedido que...'. Sobre la ropa, a mí me va la sencillez: el pijama, un mono de Hello Kitty. Viste acorde con tu personalidad.

¿Nada de lencería?

No están hablando con una actriz porno, sino con una persona real: buscan naturalidad. Tienes que tener ligueros o corsés por si te piden. ¿Las posturas? Las que te queden bien, que no te salgan mollas y no se te vea el culo grande. A mí me gusta verme como un alfiler: meto barriga y se acabó.

¿Un truco infalible?

Cuando me pongo a mirarlos con ojos de coqueta. Eso les gusta mucho. Y eso que miro a la cámara, no a ellos.

¿Hasta cuándo te ves en esto?

Hasta que caduque. Ahora tengo que quemar el personaje y sacarle el máximo partido. Tatúo, hago piercings, así que tengo otras cosas que hacer. Trabajo en esto porque me permite estar en mi casa, con mi novio, no tengo que trabajar 8 horas para sacarme lo que me saco con 3. Estoy a gusto.

A veces pienso que los estoy engañando, pero en realidad se están engañando a sí mismos

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar