Historias

20 actores hablan sobre su experiencia rodando escenas de sexo

Sí, es tan raro como te imaginas

Imagina un foco apuntando directamente a tu culo. A tu culo desnudo. Y no hablamos de un flexo moribundo como el que tienes en tu mesa de estudio, sino un foco de los que se usan en cine, capaz de hacerte sudar de calor.

Imagina que estás al lío con tu pareja y, a vuestro alrededor, apretados en una misma estancia, hay otras diez personas mirando y dispuestas a pararos en seco en cuanto algo no esté saliendo según el guión. No resulta demasiado estimulante, ¿o sí?

La historia del cine nos ha regalado innumerables escenas rijosas, momentos de mágica excitación sexual, pero para los actores, lo de rodar escenas de sexo es, casi siempre, cualquier cosa menos divertido. No lo decimos nosotros. Lo cuentan ellos.

La próxima vez que veas un polvo memorable en la gran pantalla, no sientas envidia. En realidad lo están pasando así de mal.

1. "Es una cosa realmente extraña de hacer. Entre actores es algo de lo que se habla todo el rato. Puedes estar literalmente enredado en las sábanas y volverte hacia el otro actor y decirle, '¿Qué coño estamos haciendo?'. Querida mamá, hoy en el trabajo he tenido el escroto de fulanito presionado contra mi pecho. La cosa tiene algo inmoral si la piensas en esos términos". Kate Winslet.

2. "Las escenas de sexo pueden ser muy incómodas. Como hombre, la primera cosa que quieres hacer es asegurarte de que no te estás aprovechando de la situación. No quieres que la chica sienta que estás sacando un tocamiento gratis o algo parecido. Intento ponerme en ridículo de una manera u otra para aligerar la atmósfera y luego ir a por ello, porque lo último que quieres es tener que repetir muchas veces la escena". Michael Fassbender, sobre Jane Eyre.

3. "Puedo estar allí tendida, siendo golpeada por un cuerpo desnudo, pensando. 'Quiero esto fuera de mi cama. Quiero salirme fuera de esta escena. Quiero salir fuera de esta vida. ¿Quién me ha hecho esto a mí? Y luego me doy cuenta, soy mi propio jefe. Y he escrito la escena. Yo estoy dirigiendo. Soy yo la persona que me está manteniendo en ese esclavitud sexual". Lena Dunham, sobre Girls.

4. "Filmamos primero el comienzo de nuestra relación y fue divertido y animado. Luego hicimos las escenas de sexo y fue... tóxico. Ryan y yo dejamos de relacionarnos con el otro como Ryan y Michelle. Rodar aquellas escenas nos llevó una eternidad. Cada noche tenía un trayecto largo en coche desde el set de rodaje hasta casa, y solía abrir todas las ventanas y poner la música tan alta como podía y sacaba la cabeza por la ventanilla como un perro y gritaba. Aquella era mi vía de escape". Michelle Williams, sobre sus escenas con Ryan Gosling en Blue Valentine.

5. "¿Te refieres a la escena en la que estamos-intentando-no-tener-sexo? Fue duro... muchas veces los actores pueden hacer creer a la gente que algo está pasando cuando en realidad no está pasando, y tenemos que hablar entre nosotros sobre cualquier cosa que no hemos sentido como honesta. Los actores nos volvemos muy profesionales y competentes con el tiempo en lo que se refiere a saber ver la luz del otro y no pisar sus líneas. Todas esas cosas son artificiales, y tienes que dejar eso de lado si quieres lograr algún tipo de sensación de intimidad. En la vida real el sexo es desordenado, y queríamos llegar a ese maravilloso desorden". Ryan Gosling, sobre Blue Valentine.

6. "En realidad es algo tirando a irritante. Estás ahí por 12 horas, y (tener que rodar escenas de sexo) es agotador". Justin Timberlake.

7. "De repente te sientes muy extraño al tener que pedirle a la gente que participe en algo así, porque no son una pareja en la vida real. Descubres lo raro que es pedirle a nadie que se desnude frente a otra persona y colocar una cámara sobre ellos. En realidad fueron los actores quienes me hicieron sentir más cómoda. Yo estaba siendo mucho más pudorosa. Les hubiera permitido ser más pudorosos pero fueron ellos los que me dijeron que no había problema y que era importante para la historia. Querían hacer lo que querían hacer y se sintieron bastante cómodos al respecto". Angelina Jolie, sobre dirigir escenas de sexo dirante el rodaje de In the Land of Blood and Honey.

8. "Es como correr bajo la lluvia. Hay un momento en el que dices, 'Mierda, ya estoy mojado. No voy a lograr estar menos mojado, así que al menos voy a intentar disfrutar de la sensación'. Quiero decir, seguro, hay una incomodidad y una vergüenza a la hora de estar con un extraño tanga color carne, rebotando encima de una actriz. No soy una persona pequeña. Peso como unos 90 kilos y mido 1,88. Y Wiig es una ramita. Es una cosita pequeña y delgada. Es raro e incómodo al principio, pero luego toda esa incomodidad se va fundiendo y piensas, 'Vale, estamos haciendo esto, así que vamos a divertirnos'. Estas en ese momento y está sucediendo y no va a empezar a ser mejor que eso, así que mejor disfrutar de ello". Jon Hamm, sobre Bridesmaids.

9. "En lo que se refiere a las escenas de sexo, no me siento cómodas haciéndolas. No creo que nunca nadie se sienta realmente cómodo haciendo esas escenas". Chloë Sevigny.

10."Estoy convencido de que la mejor manera de rodar escenas sexuales y que parezcan reales es usar un plano maestro, rodar la secuencia sin cortes. Quería ver los cuerpos. El acuciante reto para nosotros era cómo mostrar a dos personas (y en nuestro caso concreto, incluso a más de dos) teniendo sexo sin mostrar el empujón, el acto de la embestida. Por naturaleza, el coito necesita embestida. Más específicamente, una parte del cuerpo debe estar en algún tipo de fricción con otra. No es una forma nada romántica de pensar sobre el tema, pero la Asociación Cinematográfica de Estados Unidos no es una organización muy romántica. Su trabajo es contar embestidas y luego decidir —dependiendo del número— qué tipo de público debe ver el filme", Atom Egoyan, sobre su película Where the Truth Lies.

11. "Estás sola con un hombre que no es tu marido, y que resulta que también él tiene un marido... Él está en ropa interior, tú estás en ropa interior, y estás ahí en la cama como simulando sexo con la ropa puesta. Así es la cosa". Rosamund Pike sobre rodar con Neil Patrick Harris en Gone Girl.

12. "Él está completamente desnudo a excepción de una prenda que no llega a tener el grosor de un calcetín. Puedo sentir totalmente su erección. Ni siquiera es un actor de reparto, es un extra. Y él está aplastándome y follándome como un loco en la escena. Yo tenía mis bragas color carne puestas, pero no podías verlas. Lo sentí como algo bastante violento, violador. Me hizo darme cuenta que, incluso siendo una mujer muy fuerte, eso me estaba pasando a mí. No era violación, pero fue una especie de toque de atención". Sarah Silverman.

13. " Lo peor sobre las escenas de sexo es que todo el mundo es juez. No sé cuándo sería la última vez que asesinaste a alguien o que le volaste a alguien los sesos, pero todo el mundo tiene sexo y probablemente lo ha tenido incluso esta misma mañana, lo que significa que todo el mundo tiene una opinión sobre cómo debería hacerse a la hora de filmar". Michael Douglas, sobre Behind the Candelabra.

14. "Creo que cuanto más cómodo te sientes con la otra persona, más duro resulta hacer cualquier tipo de escena de relación intensa. Estás como pensando, 'No quiero hacer el ridículo enfrente de estas persona". Robert Pattinson, sobre Breaking Dawn.

15. "Hacer una escena de sexo agresivo es realmente difícil. Especialmente en un lugar público con una multitud de extras gritones que no paran de hacer clic-clic con sus teléfonos, sacando fotos de tu pálido culo blanco. Había tenido mi buena parte de travesuras de alcoba en otras películas, pero fueron un poco más privadas". Jason Stratham, sobre Crank 2: High Voltage.

16. "Había buenas posturas ahí. Con Jon Hamm bombeando. Se ganó el sueldo aquel día. No hubo nada de excitante en esa escena. No es que nos estuviéramos mirando a los ojos ni nada parecido". Kristen Wiig, sobre Bridesmaids.

17. "Soy muy inmadura, así que aún me siento muy ridícula en esas escenas. Pero sí, tú... De vez en cuando reviso ciertas escenas para asegurarme de que me sentí bien haciéndolas. En mitad de esas tomas, sueles ir en la dirección contraria a lo que estás haciendo. 'Oh, qué piensas hacer este fin de semana'. En plan, conversación totalmente benigna, para que la cosa parezca un poco más normal". Natalie Portman, sobre No Strings Attached.

18. "Es difícil hacer escenas de sexo, punto. No importa si es un amigo, un hombre, ua mujer. Estás delante de un equipo de más de 100 personas, que te están iluminando, reposicionando. No hay confort en absoluto". Mila Kunis, sobre Black Swan.

19. " Las escenas sexuales son mortificadoras. Tienes a cien personas mirando... Yo estoy interpretando un orgasmo real. No real, sino a la manera que sé que suena en la vida real, porque no sé cómo fingirlo... Es embarazoso". Jemima Kirke, sobre Girls.

20. "Yo suele comenzar por disculparme... Creo que fue Sir Laurence Olivier quien lo dijo. En caso de duda, usa el método Sir Laurence. Dijo algo así como. ' Pido disculpas si mi excito, y pido disculpas si no me excito'. Y tienes que decirlo con su acento. Pero a pesar de todo sigue estando ahí ese estado incómodo en plan, ¿es esto correcto?, ¿es aquello correcto? Y luego, entre esas escenas, es como si nada hubiera pasado. Ahí es cuando ves cómo de bueno eres como actor". Ashton Kutcher, sobre No Strings Attached.

El sexo es como jugar al bridge. Si no tienes un buen compañero, más vale que tengas una buena mano (Woody Allen)

Tags: ,

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar