PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Historias

Cómo transformar una rareza en una vida asombrosa

H

 

Zlata es la persona más flexible del planeta

Ignacio Pato

20 Marzo 2015 06:00

Esta es Zlata. La tía cabe dentro de una nevera.

¿No te lo crees?

Zlata es en realidad Julia Günthel, una chica nacida en Kazajistán que reside en Alemania. Con 31 años, hace ya tiempo que se gana la vida recorriendo medio mundo para dejar boquiabierto a todo aquel que presencia sus posturas.

Algunas como esta:

¿Cuántas personas habrá en el mundo como ella? Sólo de mirarla ya duele todo. Cualquier mortal nos partiríamos la espalda en el intento.

¿Sabes cuál es, según los médicos, el secreto de gente como Zlata? No, no es no tener huesos o algo así. Tiene espina dorsal y tiene de todo. Resulta que la chica tiene los ligamentos como los de los bebés. No le han evolucionado.

Eso es lo que le descubrieron hace unos años un grupo de médicos tras realizarle una resonancia magnética. La imagen del proceso habla por sí sola:

Los ligamentos son tejidos de fibra que conectan unos huesos con otros y con el tiempo van endureciéndose. Por eso vamos perdiendo elasticidad con la edad, sobre todo si nos pasamos el día moviéndonos menos que los ojos de un peluche.

Pero aquí no hay dolor. En serio. Para Zlata no hay dolor. Basta mirar sus caras durante sus ejercicios: tan feliz.

Una de las funciones de los ligamentos es sujetar nuestro cuerpo. Nos impiden realizar movimientos que no son anatómicamente "normales" para evitarnos posibles lesiones. Gracias a su rareza, Zlata se salta esto a la torera.

Su capacidad ha convertido a Zlata en una estrella del siglo XXI dentro del mundo del espectáculo. Con una particularidad: ella ha sido capaz de romper la barrera del freak show y, seguramente ayudada por su fotogenia, consigue también colarse en programas de televisión. Aunque con ella es posible incluso hablar de estar EN la televisión. Literalmente:

Incluso edita su propia revista, con su nombre y llena de fotos suyas. Es como la revista de Ana Rosa Quintana pero un poco... diferente.

También tiene uno de esos récord Guinness tan randoms que tanto nos gustan: el de velocidad en explotar 3 globos con la espalda.

Pero lo que, pensándolo bien, nos fascina más de Zlata es su capacidad para ganarse la vida con una particularidad anatómica tan extraña. Algo que le habrá permitido librarse de trabajos mucho menos agradecidos y más alienantes.

Por sus caras, damos por hecho que disfruta más ganando dinero así que haciendo cualquier otra cosa. Nos alegramos por ello.


Una vida recta no es siempre una vida mejor









share