Historias

Estas 4 latinas fueron acusadas de un crimen satánico... por ser lesbianas

En 1998, fueron condenadas por violar a 2 niñas en Texas. Pero su único "pecado" fue otro

En 1998 el estado de Texas condenó a 4 mujeres latinas y lesbianas por violar a 2 niñas en San Antonio. Las llamaron las "San Antonio Four": Elizabeth Ramírez, Cassandra Rivera, Kristie Mayhugh y Anna Vasquez.

Sin embargo, no habían cometido ningún delito. Fueron víctimas de la oleada de "Pánico Satánico" que recorrió los Estados Unidos en los 90, que conectó diversos casos de abuso infantil con el ocultismo. El hecho de que fueran lesbianas tampoco ayudó, ya que, por entonces, cualquier inclinación sexual no normativa se relacionaba con satanás y el pecado.

A pesar de que en 2013 fueron puestas en libertad, hasta esta semana la Corte de Apelaciones de Texas no las exoneró. "Las acusadas han ganado el derecho de proclamar a los ciudadanos de Texas que no cometieron un crimen. Que son inocentes. Que merecen ser exoneradas", escribió el juez David Newell, según NBC.

Resultado de imagen de San Antonio Four

Para conocer la realidad de estas mujeres, la cineasta Deborah Esquenazi reconstruyó su historia en el documental Southwest in Salem. De este modo, dio a conocer las injusticias que tuvieron que soportar durante 15 años.

El único pecado que cometieran aquellas mujeres fue ser lesbianas

Las declararon culpables de asalto sexual a las sobrinas de 7 y 9 años de Ramírez, por lo que ella fue sentenciada a 37 años y medio de prisión y las otras 3 a 10.

Sin embargo, la sentencia para dictaminar que eran culpables solo se basó en el testimonio sin fundamento de las 2 menores y en evidencias médicas que hoy han quedado desprestigiadas como "ciencia basura". De hecho, en el documental, la doctora Nancy Kellog reconoció que las pruebas de violación habían sido incorrectas.

En aquel momento, la homofobia estaba muy extendida en Texas, por lo que se trató la sexualidad de las "San Antonio Four" como si fuese el propio delito. De hecho, Esquenazi ha explicado en una entrevista a Dazed que el tribunal tuvo que invertir mucho tiempo para encontrar un jurado que no fuese extremadamente homófobo. Incluso, en las transcripciones para seleccionar a posibles miembros algunos dijeron: "No me siento cómodo. Ella era lesbiana".

Pero como se ha evidenciado, todo se basó en falsos prejuicios. "¿Estaban estas mujeres destinadas a ser brujas horribles, haciendo estas cosas a puerta cerrada con esas niñas, porque eso es lo que las daba bien hacer a las lesbianas?" dijo Esquenazi a Dazed.

La sentencia solo se basó en el testimonio sin fundamento de aquellas 2 niñas y en evidencias médicas que hoy han quedado desprestigiadas como "ciencia basura"

Resultado de imagen de San Antonio Four

Lo que las condenó en un primer momento fue que la homofobia también estaba presente en la familia de Ramírez. Con el paso de los años, una de sus sobrinas admitió que su familia la obligó a mentir, alegando que su tía y sus amigas la habían violado, porque para ellos su sexualidad también era un problema.

Afortunadamente, ahora la ley ha reconocido que no hicieron nada. Que solo fueron víctimas de la mentalidad de una época y un estado. Por ello, se borrará de su expediente toda la información que las vincule al caso, recibirán millones del estado por los daños causados y, así, podrán reescribir su historia.

[Vía Dazed]

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video

cerrar
cerrar