PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Historias

Rick Owens enseña penes en la pasarela... y el mundo se parte de risa

H

 

¿Qué tienen de gracioso los genitales masculinos?

Franc Sayol

24 Enero 2015 06:00

Los desfiles de Rick Owens siempre escapan a la norma. Ya sea utilizando a bailarines de stepping como modelos o montando pasarelas con vistas a la Torre Eiffel, sus presentaciones siempre incluyen cierta noción de espectáculo. Pero en su desfile de este pasado jueves se atrevió a cruzar una frontera que sigue siendo tabú: la desnudez masculina.

Durante el desfile de su colección de Primavera-Verano'15, el diseñador americano hizo desfilar a cuatro de sus modelos con una suerte de túnicas con mirilla que dejaban al descubierto sus penes. Fue una exposición sutil, pero plenamente consciente. De hecho, el propio diseñador ha explicado que formaba parte del manifiesto esta colección.



Los modelos se lo tomaron con naturalidad. “No fue absolutamente nada. No me di cuenta hasta que miré al corcho con las fotos y vi que había pollas colgando. ¡Ha!”, ha dicho uno de ellos a The Guardian. Pero fue inevitable que la decisión levantara polvareda. En el desfiles fueron los cuchicheos y las risitas, en Instagram la aparición del hashtag #dickowens y en los medios los titulares con juegos de palabras presuntamente graciosos.



Escandalizar al mundo de la moda no es una tarea fácil. Los desfiles femeninos están plagados de traseros desnudos y pechos al descubierto. Y cosas tan controvertidas como utilizar modelos con velos ya se vieron en los noventa. Y sin embargo, con cuatro penes flácidos, Owens ha vuelto a provocar un pequeño terremoto.

Pero a diferencia de lo que ocurre cuando se analiza la (sobre) exposición del cuerpo femenino, la visión de genitales masculinos no provoca indignación... sino risas. Basta con pasarse por las redes sociales para comprobar la catarata de chistes fáciles que ha inspirado el desfile de Owens. Tal y como apunta Zing Tsjeng en Dazed, es si como si un pene flácido fuera algo de lo que avergonzarse, algo que tuviera que provocar que se rían de ti o te humillen.

“La desnudez es el gesto más simple y primario, es poderosa, tiene un efecto impactante. El mundo es convencional. Esto dice algo sobre ser independiente. ¿Quién más puede salirse con la suya haciendo estas cosas? ¡Es un mundo corporativo! Ha sido nuestro momento privado”, dijo Owens tras el desfile.

La desnudez siempre es política, y el último desfile de Owens es otro ejemplo de ello. El diseñador es conocido por derribar las barreras entre géneros. En este caso, y probablemente sin quererlo, ha puesto de manifiesto que todavía queda mucho camino por recorrer respecto a la percepción del cuerpo masculino. Mientras que la sociedad cada vez está más comprometida con la defensa de los cuerpos femeninos “reales”, parece que la desnudez masculina solo se toma en serio cuando involucra torsos definidos y entrepiernas abultadas.



   


Reclamamos cuerpos femeninos 'reales', pero nos reímos de los masculinos



share