PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Historias

El T. Rex tuvo el tamaño de un caballo antes de reinar en la Tierra

H

 

El descubrimiento de un nuevo dinosaurio ayuda a entender cómo alcanzó su colosal tamaño

PlayGround

15 Marzo 2016 18:52

No hace falta haber visto Jurassic Park para saber que el Tyrannosaurus rex fue uno de los mayores depredadores que ha pisado nunca la Tierra.

Una de las claves de su dominio fue su colosal para tamaño. Pero los científicos nunca habían entendido como alcanzó dicho tamaño.

Ello se debía, en parte, a un vacío de 20 millones de años en el registro de fósiles de los tiranosáuridos, la familia de dinosaurios a la que pertenecía el T.Rex.

Ahora, una investigación publicada por la revista especializada Proceedings of the National Academy of Sciences rebela el descubrimiento de una nueva especie de tiranosáurido que llenaría este vacío.

El nuevo dinosaurio, que ha sido bautizado como Timurlengia euotica, demostraría que el T.Rex creció bruscamente de tamaño en un periodo de tiempo relativamente corto, lo que ayudaría a entender cómo llegó a lo más alto de la cadena alimenticia.

“Timurlegnia habría sido una versión pequeña, de extremidades esbeltas, del “rey tirano”, con una estatura comparable a la de un caballo moderno”, dice Hans-Dieter Sues, uno de los paleontólogos que descubrió los fósiles del nuevo dinosaurio en Uzbekistán.


Aunque los fósiles del Timurlengia muestran importantes diferencias respecto a sus primos de mayor tamaño, Sues apunta que ciertos detalles del cráneo y el oído interno indican que el pequeño carnívoro “tenía un agudo sentido de la audición y una excelente vista”. Dos rasgos que también caracterizarían los enormes tyrannosaurios que aparecerían años más tarde.

El periodo temporal en el que habitó el Timurlengia ayuda a entender la sorprendente evolución del T.Rex.

Los primeros miembros del linaje de los tiranosáuridos vivieron hace 170 millones, siendo animales pequeños y esbeltos. Los tyrannosauros gigantes no aparecieron hasta hace unos 80 millones de años y se calcula que el Timurlengia habitó la Tierra hace 90 millones de años, por lo que el aumento de tamaño fue especialmente rápido en el marco de la evolución de los dinosaurios.

Así pues, a pesar de la fama que atesoran, los tyrannosaurus pasaron 80 millones de años siendo animales marginales, en el segundo o tercer nivel de la cadena alimenticia.

La clave de su ascenso podría estar en que, al crecer de tamaño, mantuvieron las habilidades cognitivas que habían desarrollado siendo animales mucho más pequeños.

Es decir, antes de hacer crecer su cuerpo, tuvieron que hacer crecer su inteligencia.


[Vía PNAS]


share