PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Historias

QUIZ: ¿Es una ruptura amorosa o la peor resaca de la historia?

H

 

Un cuestionario sobre pasarlo mal

Franc Sayol

26 Mayo 2015 06:00

¿Cuáles de estas 30 afirmaciones hace referencia a una ruptura amorosa (A) y cuales a una resaca infernal (B)?

1. Lo primero que siento al abrir los ojos es el peso del arrepentimiento.

2. Me hace querer comer comida grasienta hasta sentirme gordo. Una vez me siento gordo necesito ir al gimnasio para sentirme productivo, sudar la melancolía e intentar retomar las riendas de mi vida. Normalmente la segunda parte del plan suele fracasar.

3. De pronto, una foto de Instagram puede hacerme llorar.

4. Me vuelve extremadamente neurótico, haciendo que me cuestione absolutamente todos los cimientos de mi existencia.

5. El peor momento siempre es darme cuenta de que todo lo que he dado por sentado es solo una ilusión.

6. “Debería, podría, tendría...”. De pronto me convierto en una máquina de sobreanalizar.

7. La última vez que me pasó hice un avance importante: pasé de preguntarme por qué había pasado a preguntarme qué podía aprender de ello.

8. Una vez sentí el impulso irrefrenable de comprar sábanas nuevas de lo sucio que me sentía.

9. Mi nivel de autoestima suele caer a niveles exageradamente bajos, hasta el punto de convencerme de que soy absolutamente despreciable.

10. Le doy tantas vueltas a aquellas cosas que no debería haber dicho o hecho que a menudo acabo hablando solo.

11. Mi cuerpo me castiga por todo lo que hice.

12. Me hace querer beber y follar más.

13. De pronto, mi familia y amigos me parecen hostiles.

14. Tengo reacciones totalmente desmedidas. Una vez, por ejemplo, estuve a punto de decidir que me mudaba a otro país. Llegué a avisar en Facebook que me iba. Por suerte en ese momento no tenía el dinero suficiente en la cuenta para comprar el billete.

15. En realidad lo único que quiero es dormir durante meses hasta que se me pase. Lo malo es que el insomnio suele ser uno de los daños colaterales más habituales.

16. Me despierto sin haber dormido prácticamente nada, dándole vueltas a lo que pasó, poniéndome en las peores situaciones posibles. Siento como si un peso me oprimiera el pecho y cada vez que respiro tengo la sensación de que no me llega el aire. Tengo las piernas inquietas y siento la necesidad de salir de casa, aunque no tenga un objetivo en concreto. Al final acabo revolviéndome sobre mí mismo durante horas en la cama, en mi propio malestar.

17. También tengo palpitaciones.

18. De hecho, suele venir acompañado del descubrimiento de una nueva dolencia física que ni siquiera sabía que tenía.

19. Intento hacer algo obsesivamente, ya sea ordenar la casa, ver series o comer helado. Irremediablemente acabo perdiendo el hilo de lo que estaba haciendo y me quedo bloqueado en pensamientos negativos.

20. Vuelvo una y otra vez a determinados momentos del pasado y no paro hasta identificar el punto exacto en el que ya no hubo vuelta a atrás. Luego me autoinculpo hasta sentir vergüenza de mí mismo.

21. Puedo pasar de estar aparentemente normal a llorar en cuestión de segundos.

22. Me duele la cabeza de pensar, estoy confundido y desorientado, los lamentos se mezclan con la falta de motivación. Tengo ansiedad y un agujero en el estómago. Lo único que que deseo es cerrar los ojos y que todo sea distinto.

23. Aún siendo consciente de que no es el mejor momento para tomar decisiones, las acabo tomando. Y suelen empeorar las cosas.

24. Escribo whatsapps a personas que no debería.

25. Alguna vez he probado a aturdir mis sentimientos con la marihuana. Pero cuando se pasa el efecto todavía estoy más triste que antes.

26. Stalkeo en Instagram sin parar en busca de cualquier pista que me ayude a solucionar el rompecabezas que tengo en la cabeza.

27. Sé que, de alguna manera o otra, nada volverá a ser lo mismo entre todas las personas involucradas y yo.

28. Irremediablemente, en algún punto la idea del “nunca más” revolotea por mi mente.

29. Pero, curiosamente, el modo más rápido de curarme es volver a repetir el proceso que me ha llevado a estar en ese estado.

30. En definitiva: por muy mal que me deje, sé que volveré a caer.


Resaca y desamor, unidos por el dolor

share