PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Historias

El anuncio censurado que reactiva la polémica en el mundo de la moda

H

 

Modelos esqueléticas y otras polémicas recientes en el mundo de la moda

Franc Sayol

03 Junio 2015 14:32

Estirada en la moqueta, con los ojos cerrados y los brazos encima la cabeza, la modelo parece querer rehuir la polémica que ha desatado la fotografía.

Pero el anuncio de Yves Saint Laurent que protagoniza acaba de ser prohibido en Reino Unido por la Advertising Standards Authority (ASA). El motivo han sido las protestas de los lectores de la revista Elle UK, en la que aparecía el anuncio, sobre el aspecto demasiado delgado de la mujer.

En un comunicado, la ASA ha explicado los motivos que le han llevado a censurar el anuncio. “La postura de la modelo y la particular iluminación del anuncio resaltan el pecho de la modelo, en el que su caja torácica es prominente y visible, así como sus piernas, en las que sus muslos y rodillas aparentan tener una anchura similar, con un aspecto muy delgado”.



“Por ello hemos considerado que la modelo tenía un aspecto de delgadez poco saludable en la imagen y concluido que el anuncio es irresponsable”, añade el comunicado.

El caso vuelve a reavivar la polémica sobre el uso de modelos demasiado delgadas en la publicidad de moda.

El pasado año, YSL ya fue el objeto de una campaña de change.org en la que una bloguera americana pedía que la marca dejara de utilizar “modelos dolorosamente delgadas” en sus anuncios.

La firma parisina, sin embargo, no es la única que ha tenido que enfrentarse a la censura de sus anuncios. Hace un mes, la misma ASA prohibió un anuncio de Miu Miu alegando que promovía la sexualización infantil.

A raíz de ese caso, la revista Dazed & Confused recopiló algunas de las campañas de moda que han sido censuradas a lo largo de los últimos años.

Aquí van algunos ejemplos:



Este anuncio de una fragancia de Tom Ford a cargo del siempre provocador Terry Richardson fue prohibido en diversos países en 2007.



Este anuncio de la fragancia M7, que homenajeaba una célebre foto de Yves Saint Laurent, recibió más de setecientas quejas en 2002.



En 2011, la controvertida campaña UNHATE, que incluía un beso entre el papa Benedicto XVI y el imán Sheik Ahmed el-Tayeb fue prohibida en cuestión de horas.



Este anuncio de Sisley, marca hermanada a Benetton, fue prohibido en 2007 por romantizar el uso de drogas.



Esta campaña de Miu Miu de 2011, en la que aparecía la actriz Hailee Steinfeld fotografíada por Bruce Webber, fue acusada de “irresponsable” por estar situada en las vías del tren.



El último anuncio de moda en sufrir la censura hasta la fecha había sido este de Miu Miu protagonizado por Mia Goth. La ASA alegó que era “irresponsable” por mostrar lo que podía percibirse como una niña en una posición sexualmente sugerente, a pesar de que la modelo tiene 22 años.

Casos como el de Miu Miu hacen que la acción censuradora de la ASA sea polémica en sí misma.

Y no deja de resultar irónico que se censure una imagen de una actriz de 22 años por alentar al sexo adolescente, cuando existen toneladas de pornografía que juega con la misma idea a un clic de distancia.

Parece claro que prohibir una fotografía de Mia Goth no hará nada por detener la explotación sexual infantil, como censurar la imagen de Hailee Steinfeld tampoco hará nada por prevenir el suicidio adolescente.

La pregunta, pues, es si los anuncios de moda deben ser un campo de batalla de la moralidad. En todo caso, el efecto que suele lograr la censura es la mayor propagación del anuncio prohibido: no hay nada más efectivo que retirar un anuncio de una revista para que se expanda por las redes sociales.

Este post, sin ir más lejos, es el mejor ejemplo de ello.


La publicidad de moda nunca ha querido vender correcion moral





share