PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Historias

Carta de un lector muy enfadado por el exceso de artículos de feminismo

H

 

En los últimos días hemos recibido en nuestro correo y Facebook varios mensajes negativos con respectos a algunos de nuestros artículos recientes. Este es uno de ellos

Anónimo

03 Febrero 2016 08:33

En los últimos días hemos recibido en nuestro correo y Facebook varios mensajes negativos con respectos a algunos de nuestros artículos recientes. Este es uno de ellos, convenientemente editado para contribuir a su inteligibilidad

Saludos, redacción de PlayGround,

Os escribe un ex-lector. Os escribe un hombre víctima de la dictadura de las mujeres. Sus últimos artículos feministas son esa gasolina con la que ellas nos riegan antes de prendernos fuego.

Deberíais saber que a ellas les encantan las hogueras. Esas feministas queman sujetadores, buscad en Google. Yo lo he hecho. Os aseguro que sería mucho más fructífero que escribir esos artículos sesgados que publicáis siempre sobre la igualdad.

¿Igualdad? ¿Os pensáis que las mujeres quieren igualdad? Reconozco que sigo con la duda de si sois ignorantes o simplemente desinformados. ¿Podéis sacarme de esa duda? Bueno, supongo que ni siquiera leeréis esto.

¿Queréis hablar de privilegios? OK. Para empezar supongo que es una palabra de la jerga feminista pero OK. Cualquier mujer puede despreciarme en público, le pueden dar un puesto de trabajo que podría ser PARA MÍ en función de las políticas de la supuesta igualdad, ¿y qué hay de recibir una paliza por parte de una mujer de 90 kilos? Si hay una guerra, ¿van a ir al frente a morir las mujeres de 90 kilos por la democracia?

¿Que nosotros no tenemos miedo al volver solos a casa por la noche? ¡Pero si los hombres somos estadísticamente el grupo que más violencia recibe!

Afortunadamente nunca me ha pasado todo lo anterior, pero son peligros que están ahí. Espero que cuando me pase algo de eso, ustedes me defiendan con su cacareada igualdad.

Si le miro el culo a una mujer por la calle, o le doy un bofetón a mi novia, me condenarán a cadena perpetua, claro. Pero lo que me gustaría PlayGround, si tan valientes os creéis al defender el feminismo, es que hablásemos de los hombres maltratados.

¿Dónde están las cifras? Os diré dónde: escondidas por el feminismo que ha penetrado en los políticos. Porque las mujeres maltratadas dan dinero y votos.

Pues creedme que en cada novio, en cada marido, hay un maltratado invisible. Lo que ocurre es que ellas lo hacen todo más sutil.

Ellas nos manipulan, nos mienten. Nos dicen que sí y luego que no. Se quedan calladas y tenemos que adivinar qué les pasa y procura por todo lo que más quieras acordarte de su talla de pantalón o el maldito aniversario porque si no eres hombre muerto.


Sí, PlayGround, las mujeres tienen la capacidad de volvernos locos. Pero qué sería de nosotros sin esas criaturas, ¿verdad? Porque si estáis pensando que soy machista, no podéis estar más equivocados: la mujer es la cosa más bella de la Tierra.

¿Sois miopes? Claro que entran gratis a la discoteca, y una vez allí nos buscan a nosotros. Porque una mujer sin hombre está incompleta. Es como un coche sin volante, directa al precipicio de la imbecilidad.

Pero mucho cuidado después, porque si esa chica que ha entrado gratis a la discoteca, utiliza sus armas para engatusarte y llevarte a la cama, ¡al día siguiente te está poniendo una denuncia por violación!



Sigan desprestigiando a los valientes que decimos la verdad y no nos sometemos al fascismo con curvas.

Ni a sus aliados, los hombres blanditos, con el calzón bien grande. Me río en vuestra cara.

Podéis seguir construyendo vuestro mundo ideal de mujeres amargadas con bigote. Conmigo no contéis. He descubierto vuestra táctica de rociarnos con vuestra propaganda gasolina para que después vengan ellas a quemarnos vivos.

Putas brujas. Mis huevos no los vais a chamuscar.





share