Historias

Pesadillas freudianas: 8 serpientes con sombrero muy perturbadoras

Freud definió lo ‘uncanny’ como algo que resulta tan extraño como familiar, y esa es precisamente la receta del éxito de todos los memes

En parte gracias a Internet, nuestro habla diaria ha terminado infestándose de una palabra improbable en el pasado: procrastinación, un concepto cuya frecuencia es tan amplia ya que solo puede entenderse como enemigo de la moral del trabajo. Si no estás a lo que tienes que estar, procrastinas; si no produces, procrastinas; si te distraes con algo que no produce riqueza, procrastinas… Esta demonización del tiempo perdido también permite comprender el ocio como un ejercicio de insumisión, casi en la línea del Elogio de la ociosidad de Bertrand Russel, quien propusiera que todos trabajásemos menos horas para que todo el mundo pudiera trabajar. Así que si lo dice un Nobel, algo de razón llevará: hay que perder más el tiempo. Y para eso, ¿qué mejor que un meme?

A través de la edición británica de Metro llegamos a este inquietante viral: serpientes con sombreros, una extraña pesadilla ante la que no podemos dejar de admirarnos.

Freud definió lo uncanny como algo que resulta tan familiar como extraño, y como resultado produce incomodidad. Justamente esa es la receta con la cual se construyen todos los memes: desde los gatos maléficos (el gato es familiar; la maldad del mismo no) a los selfies con celo (todos estamos familiarizados con los selfies, pero no con estas caras deformadas), pasando por los gatos con rebanadas de pan en la cara, las selfies extremas, la gente que aparece en sitios públicos haciendo la ballena, o el planking (¿recuerdan aquellas imágenes de gente tumbada bocabajo en sitios?

Así que, ¿puede haber algo más inquietante que una serpiente con sombrero?

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar