Historias

Muere a los 117 años, un día después de obtener su certificado de nacimiento

La anciana más longeva de la Ciudad de México nunca recibió ayuda del gobierno por no tener certificado de nacimiento. Finalmente lo consiguió, pero murió al día siguiente


oi oi

En 1898, el año en que EEUU declaraba la guerra a España, Emile Zola publicaba J'acusse y Winston Churchill combatía en Egipto, nacía Trinidad Álvarez Lira.

A sus 117 años, la anciana más longeva de la Ciudad de México nunca había recibido ningún tipo de ayuda del gobierno.

Trinidad, que vivía en la capital mexicana desde los dos años, no figuraba en ningún archivo legal, por lo que no tenía derecho a una pensión. En aquel entonces esos documentos no eran importantes, así que lo más probable es que sus padres nunca fuesen a registrarla.

Trinidad consiguió por fin su certificado de nacimiento un día antes de fallecer.

En una paradoja de la vida, Trinidad recibió por fin su certificado de nacimiento un día antes de fallecer de una parada cardíaca.

"Trini", como la llamaban en su familia, nunca se casó. Tampoco vivió una vida ajetreada. A ella lo que le importaba era poder cuidar tranquilamente de sus plantas y su perros. Sus sobrinos se hicieron cargo de ella hasta que el último falleció a los 80 años. Ella solía comentar que no pensaba morirse hasta que se muriese el último".

Es increíble pensar todas las épocas que Trinidad conoció en una sola vida.

Nació durante la Era Victoriana. Entonces todavía no se había construido el Canal de Panamá, ni se había fabricado el primer coche. Ningún avión había volado todavía.

 

Cuando tenía 16 años vio como la Primera Guerra Mundial cambiaba el mundo. Era una chica joven cuando las mujeres se liberaron tirando sus corsés y cortándose el pelo.

Trinidad ya era una mujer hecha y derecha durante el Crack del 29 y la Gran Depresión. Vio a los regímenes fascistas hacerse con Europa, y ya había cumplido 40 cuando estalló la Segunda Guerra Mundial.

Trinidad vivió durante la Guerra de Korea. Pudo ver todas las películas de la época dorada de Hollywood en el cine y, para cuando llego el rock'n'roll, probablemente ella era demasiado mayor para entender lo que hacían aquellos chavales.

Tenía 70 años cuando vio por primera vez la televisión, y probablemente se escandalizó al ver las fans de los Beatles gritando en minifalda.

Vivió la Guerra de Vietnam y ese "pequeño paso para el hombre" que hasta entonces parecía un sueño imposible.

 

Trinidad era ya una abuelita cuando se compusieron las primeras canciones de Heavy Metal.

Vivió las Guerras del Golfo y la llegada de Internet a las casas...

... y, a los 100 años, vio como caían las Torres Gemelas y se desataba la locura del terrorismo islámico.

Pero, por suerte, Trinidad murió antes de tener que ver a Trump como presidente.

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar