Historias

Las pifias que mataron a estos 5 “gadgets revolucionarios” de los ochenta

¿Demasiado pronto para que estos inventos pudieran funcionar?

Los años 80 están por todas partes. La cultura popular lleva tiempo emperrada en que sintamos melancolía por Mazmorras y Dragones, los videojuegos en 8 bits y las lentejuelas.

No es para menos. Durante esta década surgió el germen de las grandes tecnologías que nos dominan hoy en día, desde el transbordador espacial hasta los ordenadores personales. Sin embargo, entre tantos buenos inventos se colaron varias pifias que no lograron sobrevivir.

Algunas marcaron para bien a la compañía (como el Macintosh portátil, que significó una pequeña revolución para Apple), pero la mayoría fue un desastre para sus empresas.

En Gizmodo han hecho un recorrido por las tecnologías más espantosas de la época, y estas son las más llamativas:

Macintosh Portable

La primera incursión de Apple en los ordenadores portátiles prometía una entrada por la puerta grande. Los Macintosh de sobremesa se vendían como churros, así que poder llevarlos a todas partes sería sinónimo de éxito seguro.

Sin embargo, tenía demasiadas trabas como para calar en el público. La batería (que ocupaba el 35% de la máquina y duraba muy poco) tenía que estar siempre puesta, incluso cuando el ordenador estaba enchufado. Además, pesaba más de 7 kilos y su precio de salida era de 6.500 dólares, un gasto desorbitado para un servicio muy mejorable.

BetaMovie Recorder

La Betamax, la alternativa a los VHS que permitía reproducir un vídeo a una calidad bastante superior, no fue un fracaso en sí misma, ya que continuó siendo utilizada durante décadas. Sin embargo, la cámara que permitía grabar en este formato nunca funcionó en el mercado doméstico.

Lanzada en 1984 por 1.596 dólares, permitía grabar durante tres horas (con el VHS solo se podía media hora) y no necesitaba casetes externos. Pero su mayor fallo fue no incorporar visor de vídeo, por lo cual no se podía revisar lo que se estaba grabando como sí se podía hacer con las cámaras de VHS.

Atari Touch Tablet

Atari se convirtió en uno de los mayores titanes de la tecnología durante los años 70, cuando sus videojuegos en 8 bits enamoraron a toda una generación de jóvenes gamers. Pero cuando intentaron abrirse camino con otros inventos… no terminaron de dar en el clavo.

Atari Touch Tablet es el primer vestigio de las actuales tabletas gráficas con las que los diseñadores profesionales dibujan. Pero su calidad era paupérrima. Apenas se podían hacer algunos trazos de colores estáticos, dignos de un niño de cinco años con Paint. Así que no tardaron en retirarla del mercado.

Kodak Disc 4000

Los 80 llamaron la atención por sus buenas ideas pero malas resoluciones. Esto es lo que pasó con la cámara más original de Kodak. En lugar de utilizar un carrete tradicional, incorporaba pequeños discos mucho más prácticos a la hora del revelado. Todos tenían un total de quince negativos, y se podían ir sustituyendo en todo momento.

No obstante, los negativos eran tan pequeños que la calidad de las fotografías era pésima. No llegaba ni a la suela de los zapatos a los carretes tradicionales, por lo que no tuvo nada que hacer cuando se intentó vender entre el público masivo.

Capacitance Electronic Disc

Algo similar ocurrió con los desarrolladores del primer intento de DVD. En pleno auge de los VHS, se intentó probar con un formato más práctico y de mayor calidad. En 1981 se inventó el CED, y con él llegaron los discos audiovisuales.

Pero había varios problemas. Por una parte, eran muy grandes y delicados, por lo que cualquier pequeño golpe podría estropearlos. Por otra parte, eran más caros que los VHS, ya que su producción era mucho más difícil de llevar a cabo. Y, para más inri, solo permitía una hora de reproducción (y por una sola cara). Cuando llevabas una hora de la película, tenías que coger otro disco y colocarlo en el aparato. Acabó siendo tan pesaroso que no lo compró casi nadie.

La lista original incluye otros inventos, como el PCjr de IBM o el ordenador Coleco ADAM. Prácticamente ningún formato se libró de tener alguna pifia entre sus inventos. Pero, sin ellos, nunca se hubiera llegado al envidiable momento actual.

En nuestra década, eso sí, no nos libramos de experimentos fallidos. Existen en todos los sectores tecnológicos: desde las consolas como WiiU hasta los prototipos revolucionarios como las Google Glass. Quizás, en treinta años tengamos que volver al pasado para elaborar un nuevo top de fracasos.

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar