PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Historias

Las increíbles aventuras del hombre que NO se hacía dramas

H

 

Una mirada hirientemente pragmática a las relaciones de pareja en formato ‘webcomic’

Luis M. Rodríguez

23 Marzo 2015 06:01

Reconócelo: no sabrías vivir sin dramas. Necesitas poner la lupa sobre los mil dolores pequeños del alma para sentirte agitado, interesante, vivo. Necesitas magnificar las tensiones leves, las dudas normales y los pequeños reveses hasta elevarlos a la categoría de problema. Y lo haces porque sabes que cualquier pasión virulenta, cualquier dilema inventado y cualquier disgusto engordado es mucho mejor que la certeza de saberse parte de una vida anodina.

Ya sabemos todos que si hay un terreno dado a la inflación melodramática, ese es el amor. Cuando nos va bien, porque nos va bien. Y cuando nos va mal, porque nos va mal.

Podemos pasar semanas enteras reflexionando sobre si merece o no la pena intentar retomar aquella relación fallida. Meses quejándonos de lo mal que estamos cuando estamos solos. Años construyendo andamios para sostener los mitos del amor romántico.

Demasiado a menudo la vida se nos va en eso: divagando entre ilusiones románticas, entre gestos de autocompasión y los padecimientos por las necesidades emocionales no atendidas. Necesidades que muchas veces no son más que una convención cultural.

Por eso resulta tan sano encontrarse con un personaje como el hombre que NO se hacía dramas. Un amigo frío, cortante, pragmático en su visión del mundo de las relaciones afectivas y con un punto misántropo. Ese amigo capaz de devolvernos al suelo de una bofetada cada vez que nos ponemos muy tontos al hablar de nuestras historias románticas y todos los eventos, problemas y situaciones que éstas acarrean.

Detrás de Las increíbles aventuras del hombre que NO se hacía dramas está el dibujante peruano Jesús Cossio.

Suyas son estas 15 lecciones de psicología social administradas en lúcidas viñetas de tres cuerpos. 15 escenas para reír y pensar en esa enfermedad contagiosa llamada amor.

1. Cómo desmontar una relación a distancia con una bolsa de patatas fritas.

2. La matemática simple de un adicto al enamoramiento.

3. La manía de querer tropezar dos veces con la misma piedra. 

4. Sobre la necesidad de cortar amarras.

5. Segundas partes nunca fueron buenas.

6. Técnicas de profilaxis contra las recaídas.

7. Cuando los demás te acusan de lo que ellos hacen.

8. Técnicas de autocorreción.

9. Compromisos necesarios.

10. Todos somos actores principiantes en la tragicomedia del amor.

11. El riesgo emocional del sexo sin amor.

12. La ilusión de la realidad.

13. Distinguiendo entre necesidades emocionales y esclavitud afectiva.

14. Sólo escuchamos lo que queremos oír.

15. Pesadilla de amor.

Bofetadas de realidad contra los convencionalismos del capitalismo romántico

share