Historias

Kanye West volvió a invadir el escenario para defender a Beyoncé... pero esta vez se echó atrás

"Los Grammy no respetan el verdadero arte"

¿Sabe reírse de sí mismo Kanye West? Por supuesto que sí. Y así lo demostró anoche durante la ceremonia de los Grammy.

Cuando Beck se llevó, contra todo pronóstico, el premio al mejor álbum del año, Kanye hizo un amago de subir al escenario para acabar dándose la vuelta esbozando una sonrisa socarrona.

Evidentemente, se trató de un guiño a su célebre incidente con Taylor Swift en los VMA de 2009, cuando interrumpió el discurso de la cantante para defender que el vídeo de Single Ladies de Beyoncé era el merecedor del premio. Esta vez era el álbum homónimo de la cantante el que salió derrotado ante el Morning Phase de Beck. Kanye tampoco estaba de acuerdo con el veredicto, pero esta vez prefirió no boicotear el discurso del ganador. ¿Lo mejor de todo? Las expresiones de incredulidad de Bey y Jay-Z viendo cómo su amigo se subía al escenario.

Una vez terminada la ceremonia, sin embargo, Kanye recuperó su habitual tono combativo para explicar por qué había subido al escenario. Como era de prever, defendió a Beyoncé, le dijo a Beck que “debería darle el premio a Beyoncé” y aclaró que no dijo nada en el escenario porque “no voy a hacer nada que ponga a mi hija en riesgo”.

Aquí la transcripción completa de su declaración a E!:

“Si los Grammy quieren que los verdaderos artistas sigan viniendo, tienen que dejar de jugar con nosotros. Vamos a dejar de seguirles el juego. Flawless, el vídeo de Beyoncé. Beck tiene que respetar el arte y debería haberle dado su premio a Beyoncé, y a estas alturas, ya estamos cansados de ello. Porque lo que ocurre es que, cuando continuamente estás desmereciendo el arte y no respetas el saber hacer y le das bofetadas en la cara a gente después de que entreguen hitos musicales monumentales, estás faltando el respeto a la inspiración. Nosotros, como músicos, tenemos que inspirar a la gente que va a trabajar cada día, y escuchan ese disco de Beyoncé y sienten como si les trasladara a otro lugar. Y luego hacen este evento promocional, y ponen música por encima del discurso de alguien, del artista, porque quieren poner un anuncio. Ya no les seguimos el juego. Y, por cierto, tengo a mi mujer, tengo a mi hija y tengo mi línea de moda, así que no voy a hacer nada que pusiera a mi hija en riesgo, pero estoy aquí para luchar por la creatividad. Esa es la razón por la que no he dicho nada esta noche, pero todos sabéis lo que ha significado cuando 'Ye ha subido a ese escenario”.

Cuesta llevarle la contraria. De hecho, incluso el propio Beck ha reconocido en declaraciones a US Weekly que el también creía que Beyoncé iba a ganar. “No puedes contestar a todo el mundo. Todavía me encanta y creo que es un genio. Aspiro a hacer lo que él hace”, ha dicho Beck respecto a Kanye.

Pero el discurso de Kanye sigue teniendo fisuras. Está muy bien acusar a los Grammy de ser un simple escaparate comercial, pero entonces no los utilices a modo de presentación oficiosa de tus nuevas zapatillas para Adidas. Kanye quiere ser una corporación en sí mismo, pero, de momento, sigue dependiendo de las otras.

Kanye sigue empeñado en dinamitar el sistema desde dentro

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar