Historias

Jesucristo para merendar: grandes hits de la propaganda antirreligiosa

La revista antirreligiosa soviética Bezbozhnik (El ateo) publicó auténticas carnicerías ilustradas en contra de todos los dioses

Los cartelistas e ilustradores de la antigua Unión Soviética siguen siendo una fuente de inspiración en el mundo del diseño gráfico: su uso de las formas y los colores siguen transmitiendo emociones potentes y mensajes aterradores.

Si hace poco veíamos algunos de los mejores ejemplos de arte propagandístico contra los hábitos etílicos de buena parte de su población, hoy descubrimos algunas de las mejores piezas que se hicieron en contra de todos los dioses.

En la Unión Soviética los credos eran más variados de lo que muchos imaginan: coexistían el judaísmo, cristianismo, islam y budismo. La mordaz revista antirreligiosa Bezbozhnik (El ateo) tenía una edición diaria y se publicó desde 1922 hasta 1931.

A pesar de contar con el apoyo del Partido Comunista soviético (el país era oficialmente ateo después de la revolución), la publicación satírica no estaba patrocinada por el Estado. Eso no puede más que indicar que los ilustradores y cartelistas se sentían aún más libres para elaborar auténticas estampas de crueldad divina que alimentaban la persecución a los ciudadanos religiosos y del clero. Sobre todo en sus zonas más rurales, la secularización masiva comportó acciones represivas contra las familias campesinas piadosas, que de repente eran vistas como enemigos del trabajador y lacayos del capitalismo.

Sin embrago, estas ilustraciones de la revista Bezbozhnik ofrecen a los occidentales otro punto de vista del arte religioso, que suele ser violento con los pecadores bíblicos o terrenales, a excepción de algún pantocrátor especialmente iracundo.

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar