PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Historias

Internet sí recuerda (y se emociona) con el Alzheimer

H

 

En los últimos días una foto y un vídeo han estremecido a miles de personas

Alba Muñoz

09 Enero 2015 09:52

Los fenómenos virales están tienen un poco de mala fama. Después de mirarlos, muchos los desprecian: demasiadas veces muestran un suceso curioso, estúpido o violento. Normalmente son una sucesión de imágenes cursis e hipnóticas.

Pero lo que a menudo pasamos por alto es que los contenidos virales son conversaciones globales, una especie de diálogo popular, un chisme que sí, puede ser frívolo o irrelevante, pero que también puede ser, simplemente, un reflejo de lo que se vive en la calle.

Es el caso de un vídeo y una foto que durante las fiestas navieñas tuvieron un peculiar éxito y versan sobre un mismo tema: el alzheimer.

El autor del vídeo es Joe Fraley, un músico californiano que dedica una canción a su madre. Ella, que fue su mayor fan, ya no recuerda quién es.

El pasado octubre Fraley publicó el vídeo en Youtube. Recientemente un usuario lo subió a Reddit y entonces la canción que canta con su madre se convirtió en un fenómeno que supera el millón y medio de reproducciones.

Claro, con tantas visitas hubo polémica. El propio Fraley comentó en Reddit que entendía las críticas: "Una parte de mí se sentía como si estuviera explotando mi mamá, dejando que los extraños la vieran en su peor momento. Ella era profesora en la universidad y después de que la despidieran se sentía tonta. Me alegro de haberlo publicado, la gente le ha dicho cosas preciosas y ha ayudado a promover el conocimiento de una enfermedad tan horrible".

Dicen que la música y los olores son lo último que se olvida. Pero ante quienes critican a Fraley por haber difundido ese vídeo, hay quien se pregunta por qué se desprecia una expresión de amor como esta.

Fraley subió el vídeo a Youtube como podría haber publicado un poema en su blog o componer un tema a solas en casa. Siempre hemos necesitado hacer homenajes a aquellos que fallecieron, exteriorizar nuestro dolor, lanzar nuestro grito al vacío por si alguien lo oye. Cabe preguntarse si el hecho de hacerlo en internet es, en sí mismo, peor. Solo por el hecho de que miles, millones de desconocidos, puedan ver un mensaje íntimo y sincero.

Vayamos al siguiente caso. El pasado 1 de enero, Giancarlo Murisciano publicó en su muro de Facebook una foto que un familiar le hizo mientras sostenía a su abuela Antonia, de 87 años. 

Murisciano escribió un mensaje junto a la imajen que conmovió a miles de personas de todo el mundo. "También esto es amor... Quizás no ha sido el mejor 31 de diciembre de mi vida, pero esto también es parte de la vida. Antes eras tú quien me acogía en el regazo y ahora lo hago yo contigo, abuelita, sin vergüenza ni temor. Para recordar a todos que la vida debe ser vivida y combatida. Es fácil escribir palabras en Facebook o en otros lugares, pero en la vida se debe estar presente siempre. Este es mi deseo para el 2015: la presencia de alguien cercano, que nos pueda proteger y reconfortar y también que nos haga felices y nos sonría". 

El mensaje de este joven italiano se viralizó en unos momentos en que la publicidad y las agencias de comunicación son las que capitalizan nuestras emociones. Tanto Fraley como Murisciano nos han hecho pensar que a veces los virales contienen algo auténtico porque no pretenden nada. Sus autores sólo lanzaron su sentimiento al río y hablaron de una triste enfermedad que afectará a millones de personas en el futuro. Si las ondas en el agua llegaron tan lejos, por algo será.

Aún hay quien cree que un sentimiento, cuando se convierte en viral, se vuelve mentira.


share