Historias

Granos musicales: 7 artistas que crearon su propia variedad de café

¿Qué tienen en común David Lynch, James Murphy y Kiss?

¿Qué tienen los artistas con el café? Se decía que Balzac bebía hasta 50 tazas al día, lo cual quizás podría explicar en parte que muriera a los 50 años de un ataque al corazón. Jim Jarmusch dedicó una película entera, Coffee and Cigarrettes al hábito de fumar y tomar café. Hay incluso una serie de artistas plásticos que trabajan directamente con el café y sus manchas como materia prima. Algunos lo consumen por el sabor, otros por la inspiración o por el ritual, pero de alguna manera es una bebida con un importante poso cultural, asociado a ciertos modos de vivir.

Esto explicaría en parte por qué desde hace unos años venimos observando casos de artistas que pasan de ser consumidores a productores. El paso de beber café a crear y vender café parece lógico. La otra parte de la explicación es pura mercadotecnia. Ya que hoy no vende discos ni el tato, algo tienen que inventarse los artistas para sacarse un sobresueldo. Y el café parece una buena opción en esta época nuestra tan encantada con “lo artesanal”. La última en embarcarse en esta aventura ha sido Annie Clark, alias St. Vincent, quien en mayo sacó su propia línea de café para la marca Intelligentsia, con base en Chicago. Pero su caso no es único, ni mucho menos, y esta lista lo demuestra.

1. David Lynch

David Lynch Signature Cup Coffee

Laura Dern dejaba caer hace poco en una entrevista que el director andaba rumiando nuevas ideas para lo que podría ser una película. Una gran noticia para todos sus fans, que no se esperaban la vuelta de Lynch a las cámaras. Dern, de todos modos, matizó que la película podría tardar tiempo en tomar forma, ya que el director está dedicado a otras actividades paralelas. Entre ellas se cuenta cuidar de su marca de café. Apasionado del bebercio negro, era sólo cuestión de tiempo que Lynch se metiera en harina para crear David Lynch Signature Cup coffee, que ya tiene unos años de existencia y que sin duda cuenta con los anuncios más perturbadores que nunca puedas asociar a una marca. Sea de café...o de cualquier otra cosa.

2. James Murphy

James Murphy House of Good

Cuando decidió finiquitar LCD Soundsystem, nadie entendió muy bien su decisión ¿Por qué iba a dejar James Murphy su proyecto más exitoso cuando estaba en la cima de su carrera, sonaba como nunca y se le multiplicaban los fans? Él lo explicaba con la honestidad que le caracteriza, diciendo que ya tenía una edad y que prefería dedicarse a otras cosas. Por ejemplo, hacer café. Al principio la gente se lo tomó un poco en coña, pero poco a poco fuimos entendiendo que la cosa iba en serio. Entre producción y producción, Murphy se alió con la compañía neoyorkina Blue Craft, y el pasado febrero sacaba al mercado House of Good. Tiene sabores de cereza, coco y limón, y presenta “una armonía entre lo voluptuoso y lo austero”, según sus creadores.

3. Wilco

Wilco ya habían inspirado una tienda de bocadillos o una marca de cerveza. Pero también quisieron asociarse con Intelligentsia para tener su propia variedad de café. Wilco Selection fue una selección de granos de café que se vendió con su propio kit cafetero, taza incluida. La cosa tuvo su gracia mientras duró, pero el grupo no le prestó demasiada atención al asunto más allá de elegir las variedades (de origen etíope, mayormente), y pronto se olvidaron del asunto para dedicarse a menesteres como componer una y otra vez el mismo disco.

4. Bonnie Prince Billy

El hombre más prolífico del alt-country no puede estarse quieto y acabó metiendo también las barbas en el negocio cafetero. La marca hawaiana Kona Rose le echó una mano en la creación de su propia línea de cafés, llamado “Wolfroy Certified Organic” en honor al protagonista del disco Wolfroy Goes To Town. La mezcla incluía “un montón de sabores achocolatados, un leve aroma a cuero y gusto a tabaco”. No suena muy apetitoso, pero conociendo el retorcido sentido del humor de Wild Oldham, no nos extraña nada que en realidad estuviera bien rico. No lo sabremos nunca, porque se agotó hace dos años, en cuanto salió al mercado.

5. Kiss

Mucho antes que todos estos chicos sensibles se pusieran a remover sus granos de café, ya estaban Kiss reventando el mercado. De todos es sabido el amor que Gene Simmons y los suyos le tienen al dinero. Sabemos que si existe la más mínima oportunidad de hacer dólares con algo, ellos la van a exprimir como si de una groupie inocente se tratase. Kiss no sólo hicieron su propia marca de café, con distintas variedades entre las que destacan el más oscuro “God of Thunder” o el descafeinado “Kiss Unplugged”, sino que incluso abrieron su propia cafetería en Myrtle Beach, Carolina del Sur. El negocio funcionó por un tiempo, pero las últimas noticias afirman que la Kiss Koffeehouse está hoy a punto de cerrar.

6. Dave Mustaine

Más duro todavía que cualquiera de los anteriores, el cantante y mente maestra de Megadeth también cuenta con su propia línea de café. ¿El packaging? Bien hortera, gracias. Es fácil imaginar a esta luminaria del thrash metal lanzando al mercado una marca de whisky, o de cuchillas de afeitar. Pero todo jeviata malcarado tiene su corazoncito, y allá por 2009, Mustaine le puso su nombre a "Blasck Gold", una mezcla de café orgánico, micro-tostado y de comercio justo. Parte de los beneficios estaban destinados a la caridad. Al menos en teoría. Cinco años después, la marca ya no existe y no tenemos ni idea de en qué se lo gastó. Probablemente en la terapia que debe de llevar haciendo desde que Metallica le echaron del grupo y le condenaron a ser un eterno segundón.

7. St. Vincent

Bring Me Your Mugs

Y finalmente volvemos a la adorable mujer del pelo eléctrico, Anne Clark, quien se declara a sí misma una auténtica yonki del café. Tanto que, según sus palabras "es una razón para levantarme por las mañanas. No la única, claro, pero una importante". Por eso, cuando su marca cafetera favorita le propuso trabajar juntos, ella no podía estar más contenta. De esta colaboración surgió "Bring Me Your Mugs", en homenaje a su canción "Bring Me Your Loves". La variedad tiene sabores de mermelada, lima o azúcar moreno, y fue seleccionada por Clark a partir de los granos de Flecha Roja, una distribuidora de Costa Rica. Más razones todavía para desear que llegue la mañana.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar