Historias

Escuchar música mientras trabajas es beneficioso... si cumples ciertas normas

Así es como la música puede ayudar a tu cerebro mientras trabajas

Aunque muchos podrían considerar que escuchar música en el trabajo es una distracción, en realidad, puede ser sorprendentemente beneficiosa en nuestra vida profesional.

INC ha recopilado una serie de estudios que ayudan a entender cómo la música puede mejorar la productividad en el trabajo.

Si hay ruido, dale al play:

Cuando trabajamos rodeados de ruido, nuestro cerebro intenta procesar todos los datos individuales generados por éste, lo cual comporta que la energía que nos queda para invertir en el trabajo sea prácticamente nula.

Además, nos hace más torpes de lo que en realidad somos porque provoca un aumento de los niveles de cortisol, la hormona del estrés, y un decrecimiento de los niveles de dopamina, causante del placer cerebral. Se trata de transformaciones hormonales que afectan a la corteza prefrontal, lo cual dificulta la función ejecutiva del cerebro.

Cuando trabajamos con ruido nuestro cerebro procesa los datos individuales del ruido, por lo que energía que nos queda para invertir en nuestro trabajo es prácticamente nula

Si nos ponemos los cascos, en cambio, las cosas cambian: la música bloquea la distracción generada por el ruido, vuelve a reinar la calma en nosotros y volvemos a trabajar como es debido.

Cuando tienes algo que aprender, mejor aprieta pausa:

En un proceso de aprendizaje, la multitarea puede ser perjudicial para el trabajo. Cuando nos disponemos a aprender, nuestro cerebro hace un esfuerzo para analizar y recordar.

Sin embargo, si en lugar de tener la mente despejada, la música retumba en nuestros oídos nos resulta imposible ejecutar este proceso de forma efectiva. El cerebro tiene que procesar los datos auditivos en lugar de procesar instrucciones o hechos , lo cual nos pone en riesgo de interpretar los datos de forma errónea.

Así que, en estas circunstancias, es mejor que paremos la música. Especialmente, si tiene letra.

Cuando estamos en un proceso de aprendizaje la música puede hacer que interpretemos los datos de forma errónea

Para el tabajo repetitivo vuelve al play:

Ante un trabajo repetitivo o tareas que realizas de forma mecánica, si escuchamos una canción que es agradable para nuestros oídos podemos ser más rápidos y cometer menos fallos.

Esto se debe a que cuando estamos inmersos en música que nos gusta, se desencadena una liberación de dopamina, serotonina y norepinefrina, que nos inducen a sentirnos relajados y felices, lo cual implica que nos concentremos mejor. Incluso, algunos cirujanos operan con música, ya que así reducen el estrés que comporta su trabajo.

Además, puede hacer de nuestro entorno laboral un lugar más agradable. Con un estado de ánimo positivo somos más respetuosos, pacientes y cooperativos con nuestros compañeros, lo cual hace que el trabajo en equipo salga mucho mejor.

Escuchar música cuando realizas un trabajo mecánico te hace ser más rápido y cometer menos errores

En todo caso, que no se te ocurra escuchar música nueva:

Escuchar una canción que no hayamos escuchado antes puede ser más contraproducente que otra cosa. Al tratarse de un elemento nuevo, el cuerpo genera dopamina en respuesta a esta "novedad". Ello convierte a la canción en mucho más placentera que cualquier tarea que estés haciendo, por lo que es fácil que tu atención se desvíe y pierdas la concentración.

Recapitulando: escuchar música en el trabajo es beneficioso siempre y cuando sea música instrumental y que conozcamos previamente, especialmente si trabajamos en entornos ruidosos. Eso si, si de lo que se trata es de aprender una nueva tarea, mejor quitarse los auriculares.

[Vía INC]

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar