Historias

'Countouring': entre el maquillaje y la ilusión optica

Parece cosmética rupestre, pero es pura sofisticación

Hace poco Kim Kardashian le hizo un favor a la humanidad: la modelo y empresaria desveló el gran truco de maquillaje de las celebridades, y lo hizo a través de una selfie desde su cuenta de Instagram.

Se trata del contouring o contorneado facial, una técnica ampliamente utilizada por los maquilladores profesionales que ha conseguido popularizarse más allá de los camerinos y alfombras rojas.

El contouring consiste en corregir las imperfecciones del rostro y resaltar sus puntos fuertes usando las técnicas de la pintura realista: sombreado e iluminación.

En esencia, se trata de estilizar la cara: oscurecer las partes que menos nos favorezcan (generalmente, el contorno más externo, como las sienes, la mandíbula y la frente) e iluminar las zonas de hueso (pómulos, tabique nasal, barbilla y entrecejo).

Son necesarios cuatro elementos básicos: dos tonos (uno oscuro y otro claro) y dos brochas (una para aplicar, otra para difuminar).

El contorneado facial está pensado para desfiles y posados frente a las cámaras, es decir, para lucir inmaculada ante flashes y focos de luz. Dos de sus grandes referentes son los maquilladores Scott Barnes y Samer Khouzhami.  

Sin duda lo que más atrae del contouring es que cualquiera puede conseguir ese "efecto porcelana" reservado, hasta hace poco, a las grandes estrellas. Ahora, cientos de youtubers enseñan cómo hacerlo desde casa con vídeos como estos.

Una de las características interesantes del contouring es que lleva al extremo la transformación cosmética y roza la ilusión óptica.

Hay quien ya está explorando su utilidad como maquillaje corporal para aparentar más delgadez a través del maquillaje de las clavículas y los abdominales.

Aunque ahora la técnica esté al alcance de cualquiera, para muchas mujeres exige demasiado tiempo y cantidad de maquillaje: un esfuerzo equiparable al que hacen una vez al año para carnavales.

Los profesionales advierten de que es fácil cometer errores y salir a la calle con auténticos desastres en la cara. Si le ha pasado a las famosas, también puede suceder a las autodidactas.

Aun así, es interesante saber que esa belleza inalcanzable, casi embalsamada, que presentan las famosas, no se debe a su naturaleza divina, sino a un cuidadoso trabajo de chapa y pintura.

La belleza de las 'celebrities' tiene truco

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar