Historias

Calvin Harris se enciende y confirma muchos de los rumores sobre Taylor Swift

“Necesitas a alguien nuevo a quién hundir, pero no seré yo”

 

Se apagan las luces, empieza la sesión.

Durante un año, Taylor Swift y Calvin Harris fueron los novios de la tarta: La mayor estrella del pop y un productor electrónico de reconocido éxito mundial que, como en las grandes alianzas de la historia, unieron dos mundos con su amor.

Fue un tiempo en el que todo el mundo se frotaba las manos ante la posibilidad de una colaboración entre ambos. ¿Cómo no? Según la prestigiosa revista Forbes, Harris fue el DJ mejor pagado de 2013 y, según la misma publicación, Swift es actualmente la famosa con más ingresos del mundo. ¿Qué podía salir de su unión sino un "bebé" precioso y poderoso?

Sin embargo, lo suyo acabó cayendo como caen los grandes imperios y aunque, en un principio, intentaron hacerlo pasar por algo amistoso, era cuestión de tiempo que Troya ardiera...

El miércoles, los publicistas de Swift confirmaban en la revista People los rumores que llevaban semanas corriendo: Swift es una de las autoras del último hit de Harris, This Is What You Came For, interpretado por Rihanna. La cantante se habría escondido en los créditos bajo el seudónimo Nils Sjöberg para que la atención que atraía su relación no le hiciera sombra a la canción.

Sin embargo, Swift se habría sentido herida cuando, durante la promoción del tema, Harris declaró en el programa de Ryan Seacrest que ambos ni siquiera se habían sentado a hablar sobre trabajar juntos y que no creía que fuera algo que fuese a ocurrir.

En realidad, Swift había escrito la canción, grabado una demo al piano con su iPhone y se la hubiera mandado a su novio. Según el entorno cercano de la cantante, este desencuentro marcaría un antes y un después en la relación, precipitando su ruptura.

Después de que se hiciera público que Swift era la co-autora de la canción (una filtración que, presumiblemente, se ha producido desde el entorno de la cantante para empequeñecer a Harris), el productor ha acabado explotando   con una serie de tweets en los que se mezclan el resquemor y el orgullo herido a partes iguales. Y es que, puede que la pareja no tuviera ni mascotas, ni hijos por los que pelearse, pero estaba en juego su cualidad más valiosa: la creatividad.

Todo empezó de forma amable. Harris retuiteó el artículo de People añadiendo, junto a un emoji sonriente, que Swift no solo había participado en la composición sino que también había aportado segundas voces. También alababa su talento para hacer éxitos.

Hasta aquí todo bien pero, no nos precipitemos porque, cinco minutos después, añadía:

Pero yo escribí la música, produje la canción, hice los arreglos, corté las voces. Inicialmente ella quería manterlo en secreto, de ahí el pseudónimo.

Y se va calentando...

Aunque me duele que, en este punto, a ella y a su equipo les haya dado por hacerme quedar A MÍ como el malo...

Entiendo que si eres feliz en tu nueva relación deberías centrarte en ella en vez de entretenerte intentando joder a tu ex.

De todos, modos, el gordo no salió hasta que Harris hizo referencia a la famosa disputa que protagonizaron Katy Perry y Taylor Swift el año pasado, tirándose a matar sobre su punto más débil y posicionándose en el bando del enemigo:

Sé que ya no estás de gira y necesitas a alguien nuevo a quien enterrar como hiciste con Katy Perry y todo eso pero yo no soy ese tío, lo siento. No lo voy a permitir.

Un culebrón de sobremesa al que se sumo Katy Perry por alusiones:

Añadiendo, más tarde, un retuit de sí misma porque, lo que no une el amor, lo une el odio...

El tiempo, la fuente definitiva de la verdad

Y después de toda la retahíla, solo había una cosa más que le quedaba por decir al DJ escocés:

Que Dios os bendiga a todos, tened un bonito día.

¿Continuará? Siguiendo la sabiduría de Katy Perry, habrá que esperar. ..

 

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar