PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Historias

Bon appétit! Las 10 comidas más extrañas que te puedes echar a la boca

H

 

El mundo está lleno de cosas comestibles... si tienes el estómago suficiente, claro

Tomás Fullola

21 Marzo 2014 11:07

¿Eres de los que arrugan la nariz fácilmente ante cualquier cosa que se parezca a una víscera?¿No entiendes cómo alguien puede comerse una tapa de callos?¿Tu espectro culinario abarca solo la amplitud de los menús del Burger King? Entonces esta recopilación de comidas del mundo no está hecha para ti. O sí. Hay que tener en cuenta que la FAO ya está dando avisos de que, dadas las previsiones de superpoblación y escasez que se nos vienen encima para lo que queda de siglo, a lo mejor deberíamos empezar a comer bichos. Así que mejor piensa en esta lista como el menú del futuro en tu restaurante favorito, aunque pueda sonar totalmente chocante o desagradable (o jugoso, quién sabe). ¡Y buen provecho!

1. Corazón de frailecillo

frailecillo

Muy abundantes en Escandinavia y algunas zonas del Atlántico Norte, los frailecillos son esos pajaritos tan monos con pico de colores que dan ganas de tener como peluche. Es difícil imaginarse a uno de estos bichillos abiertos en canal con el corazón arrancado, pero en algunos países se considera una auténtica delicatessen.

2. Balut

Balut

Popular en Filipinas y otras regiones del sureste asiático, el Balut consiste en un embrión de pato fertilizado y puesto a hervir. Vivo. No sabemos qué pensarían de esto las asociaciones pro-familia, pero desde luego hay que tener un estómago fuerte para meterse en el cuerpo uno de estos. Aunque por lo visto en Camboya se los comen por la calle como perritos calientes.

3. Pene de Yak

Pene de Yak

Siendo una especie de toro peludo que puebla las regiones sur del Himalaya, uno puede imaginarse que un pene de Yak debe de tener un tamaño considerable. Y así es. Uno sólo da para que coma una familia entera. Y no sólo eso, sino que según los chinos, expertos en el tema, es buenísimo para la salud. ¿Estás ya convencido?

4. Pez Ying-Yang

PezYingYang

Originaria de Tai Wan, está técnica culinaria consiste básicamente en coger un pez y mantenerlo vivo mientras lo metes en aceite hirviendo. Después lo sirves y lo fileteas ante el comensal mientras el bicho aún colea. Salvaje o no, hace falta maña para que el bicho no se muera en alguna parte del proceso.

5. Gamba borracha

Gamba Borracha

Imagina que te pillas una turca descomunal y entonces viene un tipo y te mastica sin matarte primero. Eso más o menos les pasa a estas gambas en algunas regiones de China, a las que antes de convertirse en aperitivo se las sumerge en un fortísimo licor. Y después, pal buche.

6. Nakji

pulpo vivo

Corea del Sur: ese país con banda anchísima, cineastas excéntricos, gangnam styles y costumbres culinarias extrañas. Como por ejemplo, comerse un pulpo entero vivo. Cada año, se registran muertes en el país porque el bicho se les pega con las ventosas a la boca y a la tráquea. Es que a quién se le ocurre.

7. Ojo de atún

Ojo de Atún

En muchas tiendas de Japón puedes encontrar enormes ojos de atún empaquetados por poco más de un euro. Se cocina hervido y se suele aliñar con soja y otros líquidos que ayuden a enmascarar el hecho de que te estás comiendo un maldito globo ocular gigante.

8. Casu Marzu

Casu Marzu

Este nos cae cerca. Típico de Cerdeña, el Casu Marzu es básicamente un queso de oveja infestado de larvas. No sabemos si los bichitos le añaden sabor especial o es más bien un ingrediente que los corsos se inventaron para hacer competi de "a ver quién tiene huevos".

9. Hakarl

Hakarl

Tiburón fermentado a base de enterrarlo en la tierra y dejar que se pudra. Literalmente sabe a una mezcla de bacalao seco sin desalar, amoniaco y suela de bota. En Islandia es muy típico, y normalmente se come acompañado de un montón de chupitos de alcohol extrafuerte. A ver quién, si no, se atreve con el platillo.

10. Kopi Luwak

Kopi Luwak

El café más caro del mundo es originario del sudeste asiático. ¿Qué lo hace tan caro? Que antes de ser molido, sus granos han tenido que pasar por el intestino de una civeta (un pequeño mamífero mezcla de gato y tejón típico de la zona). Nunca un café de mierda costó tanta pasta.

share