PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Historias

Así es como el "Banksy americano" demuestra su rechazo a las Kardashian

H

 

Tan sutil como cruel

Franc Sayol

09 Abril 2015 05:59

El clan Kardashian tiene tantos admiradores como detractores. Plastic Jesus se encuentra entre estos últimos, y ha tenido una idea por la que todos los troles del mundo hubieran matado.

Hace un par de días, el misterioso artista callejero —al que muchos denominan como el "Banksy americano" y que recientemente copó titulares con su Oscar cocainómano— colocó una serie de señales de tráfico alrededor de Los Angeles con un mensaje muy específico: No Kardashian Parking (Prohibido Aparcar a los Kardashian). Sutil y demoledor.



El artista ha escogido puntos clave de Hollywood para colocar sus señales, incluyendo restaurantes frecuentados por celebridades o la tienda Urban Outfitters de Melrose Ave. Pero la señal más hiriente de todas probablemente sea la instalada justo enfrente de Dash, la tienda de ropa que regentan Kourtney, Kim y Khloé en esa misma avenida.



Para llevar a cabo su plan sin llamar la atención, Plastic Jesus situó conos a su alrededor y se puso un chalecto reflectante mientras colocaba los carteles. “Probablemente, la gente pensó que era un funcionario de la ciudad arreglando las señales”, dice a The Daily Beast. Señales que, según dice, encargó a una empresa que se dedica “a la señalización municipal”.



La acción es “una protesta contra la obsesión con las Kardashians y todo aquello que hacen, por insignificante que sea” ha dicho Plastic Jesus a LA Weekly. “Sus comidas o compras son eventos mediáticos en sí mismos. ¿Qué hay de fascinante en alguien que pone gasolina?”. Para el artista esta obsesión es una señal de que algo falla en las prioridades de la sociedad.



Pero su crítica no se centra únicamente en la familia más conocida de la televisión, sino que se hace extensiva a la ciudad de Los Angeles por permitir que el lado más sórdido de la cultura de la celebridad campe a sus anchas. El artista es especialmente crítico con los enjambres de paparazzi que acompañan a las Kardashian ahí donde van, provocando la paralización de lugares públicos.



“Es toda esta congestión. Si tú o yo colocásemos una pieza de arte en la calle, rápidamente la policía nos invitaría a irnos. Pero cuando asumes cierto nivel de celebridad en esta ciudad, se acepta como parte de la cultura y el espectáculo de la ciudad”, dice Plastic Jesus a The Daily Beast.

Su denuncia recuerda a las reivindicaciones de los habitantes de ciudades especialmente turísticas. Si en Barcelona tenemos a la Sagrada Familia, en Hollywood tienen a la familia Kardashian. En ambos casos provocan molestias a sus vecinos, pero en ambos casos hablamos de importantes fuentes de negocio.Y es precisamente por ello por lo que su protesta tiene pocos visos de ser escuchada por las autoridades.

Las Kardashian son la Sagrada Familia de Hollywood




share