Historias

Ahógame, mi amor

El proyecto “Flesh Love”, del artista japonés Haruhiko Kawaguchi, retrata a parejas envasadas al vacío con un asfixiante resultado

El amor, como los alimentos frescos, es difícil de conservar. Cuando consideramos que está en su punto de maduración perfecto, soñamos con disponer de un método que lo mantenga así, intacto e incorruptible, para siempre. El artista japonés Haruhiko Kawaguchi lleva la idea a su materialización más literal con el proyecto “Flesh Love”, una serie de fotografías en las que retrata a parejas de amantes envasadas al vacío. Recluta a sus modelos en clubes nocturnos y, ya en su estudio, los dispone tumbados en el suelo, enredados en un abrazo asfixiante, los envuelve en material plástico y retira todo el aire que les separa; la operación se realiza con extrema rapidez y cuidado para evitar accidentes. El resultado es una amalgama de carne empaquetada, una metáfora viviente del amor piel con piel, de ese que cuando te toca, hace que te cueste respirar.

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar