PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Studio

Adiós a Oddball, la perra que salvó a una colonia de pingüinos

H

 

Los pingüinos de una pequeña isla australiana estaban a punto de desaparecer. Hasta que la perrita Oddball llegó para salvarlos de los depredadores

Elena Rue Morgue

16 Febrero 2017 06:00

A unos 150 metros de la playa de pueblo australiano de Warrnambool, conectada por un paseíllo de arena, se encuentra Middle Island, una pequeña isla que ha sido el hogar para una colonia de pingüinos durante décadas.

Pero, con el paso de los años, los zorros de la zona los fueron cazando y menguando la población de pingüinos de la isleta, haciendo que en 2005 quedaran menos de 10 ejemplares.



Alan Swampy Marsh, un granjero de la localidad, tuvo una idea para salvar a los pingüinos de Middle Island. Marsh, que había adiestrado pastores de Maremma para proteger a sus pollos, sugirió que utilizasen la misma táctica con los pingüinos.

La primera en cumplir esta tarea fue su perrita Oddball, a la que enviaron a la isla para comprobar si la idea funcionaba. Y sí, funcionó. Aunque solo estuvo dos semanas a cargo de los pingüinos, se hizo tan famosa por ser la protagonista del exitoso proyecto que en 2015 incluso le dedicaron una película contando su historia, Oddball.



Ahora, a los 15 años, Oddball ha fallecido, y están pensando en dedicarle una escultura en el pueblo. "Soy consciente de que hay unas cuantas personas aquí que opinan que es una buena idea hacerle algún tipo de escultura" dijo la alcaldesa Kylie Gaston.

Peter Abbott, encargado del departamento de turismo de Warrnambool, comentó que siempre bromean con que Oddball les ha robado mucha atención a otros pastores de Maremma que han dedicado mucho más tiempo a cuidar de los pingüinos.



"Siempre nos reímos de que Oddball se llevó toda la gloria: los perros que hay ahora llevan haciéndolo dos años, y Oddball estuvo solo en la isla solo dos semanas" dijo. "Estamos en deuda con Oddball. Tenemos que reconocerle el trabajo que hizo en recuperar la población de pingüinos. Nuestros pensamientos están con Swampy Marsh también, Oddball fue su perra fiel durante muchos años".

Dos perros, Eudy y Tula, ahora pasan cinco días a la semana en la isla durante la época de cría. La población de pingüinos en 2015 había ascendido a unos 130.




[Vía The Guardian]

share