Noticias

Esta es la foto oficial de este astronauta. Y cómo la logró es todavía mejor

Para empezar, en la NASA no se permiten perros

oi oi

Leland Melvin es un astronauta retirado cuya foto oficial de la nasa ha dado la vuelta a Twitter tres veces en los últimos días. ¿El motivo? Míralo por ti mismo.

Sí, Melvin es tan crack que consiguió colar a sus perros en sus fotos oficiales de la NASA.

"Si hoy estás sintiendo ansiedad y que la vida te supera, recuerda que esta es la foto oficial de Leland Melvin en la NASA".

Las fotos ya son monas de morirse, pero la historia que hay detrás de ellas, y que recientemente ha explicado, es todavía mejor.

Todo pasó en el año 2009, cuando a Melvin le dijeron que tenía que hacerse un retrato para la agencia. Él tenía claro que quería salir en la foto con Jake y Scout, sus colegas perrunos, pero colar unos perros en la NASA no iba a ser tan sencillo.

"Tenía una furgoneta, y conduje hasta allí con los perros escondidos dentro", dijo Melvin a Gizmondo. "La NASA no permite perros en su interior, así que cuando mostré mi autorización lo hice con la ventanilla subida y la música a todo volumen, porque los perros estaban ladrando. Así que pasé y el hombre de seguridad no me dijo nada". Luego cogió a Jake y Scout y los subió por las escaleras traseras del edificio hasta el estudio de fotos.

"Tenía encima todos estos huesitos para perros, y estaban ahí muy contentos, jugando, felices" dijo. "Los perros corrieron hacia mi y le dije a Robert Markowitz , el hombre que sacaba las fotos, '¡Tío, empieza a disparar!'".

Mucho antes de aquella sesión de fotos quedó claro que estos tres estaban destinados a encontrarse. Después de haber rescatado a Jake, un Día de Acción de Gracias, Melvin se encontró a Scout en su jardín.

"Estaba cocinado el pavo y Jake estaba detrás de mí esperando a ver si se me caía algo cuando, de repente, mi vecino se acercó y me dijo 'Leland, Jake está en tú jardín delantero'. Yo me quedé muy confuso porque Jake estaba justo a mi lado" explicó Melvin.

"Salí fuera y vi a este perro fuera. Lo metí en casa y no tenía ni collar ni identificación alguna. Nunca nadie lo reclamó... creo que alguien lo abandonó porque tenía gusanos en el corazón". Melvin lo puso en tratamiento, Scout se curó, y desde ese día este trío calavera fue inseparable.

Hace un tiempo que Jake y Scout ya no están entre nosotros y aunque decirles adiós no fue fácil, Melvin dice que la felicidad de aquellos años le durará para toda la vida. "Tenemos tantos buenos recuerdos, tantas buenas historias con mis perros" dijo. "Eran mis chicos".

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar