Giras

Sónar 2010

Recomendaciones diarias (Sábado)

Sónar 2010Sábado 19, última etapa de un maná de tres días, y una que se presenta larga e intensa, bien cargada de alicientes, de sugerencias de signo contrario que no cuesta ver como ángulos complementarios de un polígono de muchas caras: últimas tendencias en materia de baile electrónico y radicalismo conceptual, nostálgicas miradas al pasado y vanguardia experimental, fugas periféricas hacia multitud de estilos bastardos y continuos viajes de ida y vuelta hasta las fuentes de lo original... Todo cabe en el oasis de Sónar.

En horas de aperitivo, nada mejor que flotar a base de IDM paisajista e inventa-mundos de la mano del barcelonés Albert Salinas, aka Wooky. Nada como volver sobre su reciente podcast para hacerse una idea de por dónde irán los tiros de su sesión. Quien ande necesitado de un buen exorcismo a base de melodías imprevisibles, texturas astrales y ritmos repetitivos, que acuda al filo de las 13:00 horas al entorno del SonarComplex; allí estarán Narwhal dando buena cuenta de su hacer ceremonial, uno que ellos mismos se ha atrevido a definir como “si Les Aus, Terry Riley y Lucky Dragons estuviesen bailando alrededor del fuego en una fiesta en el medio del campo donde Four Tet está pinchando canciones indígenas versionadas por Gang Gang Dance y remezcladas por Brian Eno”. Cuanto menos intrigante.

A las 14:00 horas, en SonarVillage, el coruñés David M estará dando muestras de su amor por las bajas frecuencias y la variedad rítmica a base de dubstep plástico, grime filoso o UK garage, demostrando que en esto de los bajos rotos y los ritmos rotos muy pocos le hacen sombra por aquí, y que el chico está a la altura de casi cualquier deejay del ramo llegado de fuera.

Parada para comer, y rumbo a SonarDôme, que allí estará Moodymann haciendo honor a su condición de maestro preservador de la herencia afroamericana en las pistas de baile, mezclando house profundo, desencajado y soulful con fugas technoides, música disco o soul de alto octanaje rítmico. Una hora más tarde, todo aquel que se diga interesado en lo que se cuece en España a nivel de beats y música de bajos (ya sabes, hip-hop de hechuras electrónicas, wonky beats, dubstep elástico, 2step, skweee...), que no se pierda la sesión que anda preparando el vallisoletano Funkforward a base de material de aquí, bien de productores españoles (sobre todo), bien de gente de fuera que viene publicando en sellos de aquí.

Ya en la franja vespertina, el SonarDôme se llenará de colores con Lunice, amigo americano de la LuckyMe crew, un tipo con ganas de entretener que en los últimos tiempos no para de coleccionar afectos por obra y gracia de una música que mezcla ritmos cojos y electrónica quebradiza de bajos siempre inflados. Referencias desperdigadas por sellos como Big Dada, Top Billin, Young Turks o -pronto- LuckyMe deberían ser suficiente aval para llevarte a querer ser testigo de lo suyo en SonarDôme.

Lo de Uffie llega con restraso, pero su electro-pop sigue guardando encanto, y su sola presencia seguro que subirá varios grados la temperatura sexual del SonarVillage. Mientras, los headz adictos a los malabarismos con los platos deberían poner rumbo a SonarHall, que allí estarán Kid Koala y Dynomite D demostrando que aquello de rascar vinilos, en las manos adecuadas, puede ser elevado a la categoría de Arte, incluso en un contexto, el de The Slew, que apuesta por el rock híbrido de regusto stoner. Quien no quiera oír hablar de guitarras, en SonarDôme tendrá a Jackmaster cerrando el Sónar de Día al estilo de Numbers.

Ducha rápida, hidratación y a la Fira. Poder ver a Bryan Ferry, Phil Manzanera y Andy Mackay reunidos sobre un mismo escenario y recuperando sus temas clásicos como Roxy Music es un plan de auténtico lujo. Pero es que casi a la vez, en todo un lujo en el único show que ofrecerán en SonarPub, estarán el ángel Jónsi y su banda presentando las canciones de su colorista, dramático y extrañamente eufórico Go (XL/EMI, 2010) . Ya os contamos en su día que Jonsi, en colaboración con Fifty Nine Productions, se han pasado meses diseñando un ambicioso montaje escénico -algo a medio camino entre el teatro musical, la instalación artística y el concierto al uso- que aspira a sumergir el formato del concierto pop en un gran baño de fantasía onírica. Esa fantasía de pop barroco envuelto en luz e imágenes de ensueño estará brillando en Sónar.

A las 00:30 horas, Dizzee Rascal estará defendiendo su condición de grimer medrado hasta la primera línea del pop urban británico. Su “Bonkers” promete poner el SonarClub del revés; esa, y otras tantas canciones de un Boy in da Corner cada vez más consciente de su valor como entertainer. Quien prefiera sonidos menos festivos y más densos, en SonarLab tendrá la opción de Fuck Buttons, alumnos de la psicodelia noise extática y tribal reconvertidos en tiempos recientes en profetas del nuevo trance cyberdélico de espíritu vertical. Con ellos, los cielos de Barcelona prometen volverse líquidos para que puedas flotar a tu antojo.

Ver a Matthew Herbert sobre un escenario siempre es un espectáculo. Maestro de la conjunción sampler-concepto, está vez Herbert se subirá a las tablas del SonarPub a presentar su proyecto “One Club”, una celebración de la música de baile confeccionada a partir de los sonidos (gentes bailando, timbres de teléfonos móviles, risas, conversaciones, todo tipo de ruidos de ambiente) que él mismo registró durante una noche del pasado mes de septiembre en los interiores y exteriores del club Robert Johnson de Frankfurt.

A partir de las 2:00 horas, el SonarLab quedará tomado por las huestes de Lucky Me. American Men, Machine Drum, Mike Slott, The Blessings y los LuckyMe DJs ( Eclair Fifi & John Computer, en esta ocasión) prometen tres horas de montaña rusa sonora que irá evolucionando desde el post-rock de hechuras sintéticas a los beats IDMescos, pasando por el hip hop astral, el nuevo boogie, el rap noire y el house para terminar en modo rave. En mitad de la fiesta gorda de estos glaswegians (quienes, por cierto, prometen invitados sorpresa sobre el escenario), habrá que fugarse al SonarClub para disfrutar del despliegue visual de The Chemical Brothers.

El fin de fiesta viene variado. En un gesto nada habitual (y muy de agradecer, que no todo aquel que acude al Sónar de Noche tiene porque ser amante de lo techno), el Del Palo Soundsystem (o sea, Griffi y DJ2D2, a cuatro manos) hará del SonarLab un reducto abonado para toda clase de breaks y ritmos urbanos. En SonarPub, DJ Hell intentará hacer honor a su fama de selector de lujo hurgando en su maleta en busca de gemas de house oscuro, electro, disco, techno, glam, neue deutsche welle y lo que le apetezca ese día al dandy del averno. En SonarClub, Function y Regis, veteranos activistas del techno de Birmingham, se vestirán el disfraz de Sandwell District para ofrecer un set a medio camino entre el directo y la sesión con el que estarán sentando cátedra en materia de techno rugoso y riguroso. Después de esto, tu cuerpo querrá una semana de sueño continuo.

Nos vemos en Sónar.

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video

cerrar
cerrar