Giras

Royalties digitales

Cuándo y cuánto habrá que pagar

Royalties digitales Cuándo y cuánto habrá que pagarHabiéndonos hecho eco en tiempos recientes de casos como los de Pandora (al borde del colapso por culpa de unos royalties que se comen más del 70% de sus ingresos) o Muxtape (sitio que parece definitivamente cerrado debido a cuestiones si resolver con el organismo regulador Sound Exchange), no podíamos dejar de comentar el reciente acuerdo sobre “ royalties digitales” al que han llegado la RIAA, la Digital Media Association, la National Music Publisher' Association y las agrupaciones de autores Nashville Songwriters Association International y Songwriters Guild of America.

Más allá de sus términos concretos, sobre los que de momento hay más bien poca información, el acuerdo es relevante en tanto que es la primera vez que las partes implicadas -las más poderosas, ni mucho menos todas- se sientan a una misma mesa para intentar designar una estructura de royalties concebida ex profeso para regular el nuevo escenario de la distribución musical digital a través de una serie de modelos de servicio online que hasta ahora se venían rigiendo por las negociaciones privadas entre las partes implicadas (muchas veces resultando en porcentajes ligados a la caída en las ventas físicas del producto); eso cuando las diferencias de opinión no se dirimían directamente en los tribunales.

El acuerdo entre estos cuatro agentes es parcial. Sólo se ha llegado a un entendimiento en dos - streaming y descargas limitadas, incluidas aquellas que funcionen por suscripción o sean soportadas por publicidad- de las cinco cuestiones -suma a las dos citadas las descargas permantes, la venta online de productos físicos y ringtones- que deberán ser tratadas la próxima semana en la Copyright Royalty Board .

Parece que por fin la industria comienza a entender que en estos tiempos de innovación tecnológica se hace necesario apoyar estas nuevas aplicaciones que en el fondo buscan estimular el consumo musical. El acuerdo establece que los nuevos modelos de negocio basados en el streaming interactivo paguen como royalty un porcentaje fijo -flexible y ajustable a cada caso concreto, aunque se habla de un tipo medio del 10.5%- de sus ingresos anuales y no una tasa por cada stream, como se venía pretendiendo hasta ahora. Además, establece que los servicios de streaming no interactivos -los que emitan sólo audio, como radios por satélite, servicios de webcasting y similares- estarán exentos de pagar licencias de reproducción o distribución a los propietarios de los derechos de los materiales emitidos.

El acuerdo también corrobora que el streaming de contenido musical realizado con carácter promocional (desde los sitios web de los propios artistas, sus sellos, distribuidoras o tiendas online que busquen como fin último promover la venta de esos productos musicales) estará libre de la obligación de pagar royalties. El convenio deberá ser ratificado por la Copyright Royalty Board para tener validez legal.

Será entonces cuando conozcamos las cifras concretas que tendrán que asumir en concepto de royalties servicios como iTunes, Rhapsody o Pandora.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video

cerrar
cerrar