Giras

Músicos en U.S.A.

Contra Guantánamo

Músicos norteamericanos  Contra GuantánamoYa a finales del pasado año, medios de comunicación de todo el mundo publicaron casi al unísono artículos en los que se abordaba el tema de la “tortura musical” en relación al limbo penal de la Bahía de Guantánamo. Los diarios se hacían eco entonces de un informe elaborado por la organización pro derechos humanos Reprieve en el que se facilitaba una lista de canciones (desde “Born in the USA” de Bruce Springsteen al tema de Sesame Street pasando por “March of the Pigs” de Nine Inch Nails o “White America” de Eminem) usadas por el ejercito norteamericano como instrumento para la tortura psicológica de los reclusos en el campo de detención militar de Guantánamo. Aquel informe hablaba de sesiones de tortura musical que se habrían venido desarrollando con normalidad (reclusos obligados a escuchar un mismo tema reproducido a altos volúmenes durante horas, durante días, incluso durante semanas enteras) en unas instalaciones especiales alojadas dentro del complejo militar que entre los miembros del ejercito norteamericano allí destinados eran a menudo referidas como “la disco”. La gran mayoría de los autores de las canciones supuestamente utilizadas como herramienta de tortura en Guantánamo se expresaron entonces categóricamente en contra de que su música se destinara a tales usos, y gentes como James Lavelle, Matthew Herbert, Tom Morello ( Rage Against The Machine), Massive Attack, Magic Numbers, Elbow o Trent Reznor ( Nine Inch Nails) contribuyeron a la puesta en marcha de Zero dB, iniciativa que busca hacer ruido -en sentido figurado, claro- contra el uso de la música como “tortura”, un tema que viene de lejos y que no se circunscribe al libro de estilo del ejercito norteamericano.

Estos días el tema vuelve a reclamar el espacio informativo de todo tipo de medios de comunicación que están haciéndose eco de la petición de un nutrido grupo de artistas norteamericanos que, invocado la Ley de Libertad de Información, le reclama a la Administración estadounidense que desclasifique la información que hace referencia a las grabaciones que fueron utilizadas como arma de tortura durante los interrogatorios a sospechosos de terrorismo en el penal de Guantánamo o en alguna de las otras prisiones secretas que la CIA abrió por todo el mundo durante el mandato de George W. Bush.

En paralelo a esa petición de desclasificación de los documentos relacionados con las “torturas musicales” del ejercito norteamericano, grupos y artistas como Pearl Jam, R.E.M., The National, Rage Against The Machine, Steve Earle, Roseanne Cash, Billy Bragg o Jackson Browne se han unido a The National Campaign to Close Guantanamo, coalición que une a músicos y a ciudadanos de a pie en su apoyo a los esfuerzos que el ejecutivo de Obama está realizando en dirección al desmantelamiento de la prisión de Bahía de Guantánamo. Mientras grupos como R.E.M. o Rage Against de Machine emitían en los últimos días comunicados oficiales repudiando el uso de sus canciones como parte de tácticas de tortura, portavoces de la CIA han dicho en su descargo que la música no forma parte de las herramientas utilizadas por el ejército norteamericano desde el otoño de 2003, y que en cualquier caso siempre fue usada a volúmenes inferiores a los normalmente registrados en un conciertos de rock, y siempre como medida “de seguridad”, nunca con fines punitivos. ¿Se te ocurre una sola razón para creerles?

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video

cerrar
cerrar