Giras

Mishima

Nuevo videoclip en exclusiva

MishimaComenzaron, como tantos otros, haciendo sus cosas en inglés, buscando a tientas su reflejo en el espejo extranjero de bandas como The Magnetic Fields. Sin embargo, el tiempo -condición necesaria para la maduración- llevó a David Carabén a dejar la métrica anglosajona en favor de un nuevo modo de obrar mucho más natural. Mishima comenzó entonces a respirar un aire más cercano, a nutrirse de su entorno más próximo, a conjugar un vocabulario más propio. Y la jugada, como casi todo lo que se hace con intención sincera, le salió a pedir de boca. A día de hoy, Mishima son una de las principales razones de que podamos hablar sin rubor o empacho de un nuevo esplendor del pop pensado y cantado en catalán. Y su más reciente trabajo, “Ordre I Aventura” (Sones, 2010), no es sino la consagración de aquel discurso que empezaron a fraguar con “Trucar A Casa. Recollir Les Fotos. Pagar La Multa” (Discmedi/TRIS, 2005). Sus canciones seducen desde la sencillez; encandilan en su destilación de un universo lírico que, sin renunciar a la llamarada romántica, nos descubre esta vez su perfil más poético y espiritual.

Para despedir el año de manera altamente vistosa, Mishima acaban de estrenar vídeo para su “Guspira, Estel o Caricia” (chispa, estrella o caricia), una de las mejores canciones contenidas en “Ordre i Aventura”. Jóvenes galanes de porte enjundioso (de estética refinada, a medio camino entre “El gran Gatsby” y “Las bicicletas son para el verano”), y sueños húmedos protagonizados por monjas de hábitos blancos: esos son, a grandes rasgos, los ingredientes de un clip de fina factura que dirigen Guardas Forestales (Jordi, Oscar y Mai) con ayuda de Tánia Crosas.

Fotografía de Inma Varandela.

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video

cerrar
cerrar