Giras

MGMT

Una de pleitos

MGMT

Que la clase política cree estar muchas veces por encima del bien y del mal es vicio conocido... Creemos que no es este el palco idóneo para sacar a relucir corruptelas y atropellos varios, pero hoy, como medio musical que somos, venimos a hablaros de cómo algunos políticos se arrogan el derecho de utilizar durante sus campañas músicas de otros sin tomarse la molestia de solicitar el pertinente permiso o remunerar de forma justa al autor de esas melodías -en sus manos convertidas en herramientas de marketing político- mientras, de cara a la opinión publica, a esos mismos políticos se les llena la boca llamando a la acción contra la piratería a la vez que se inventan nuevas leyes y nuevas tasas bajo la consigna de la necesaria protección de los derechos de los creadores.

Si el verano pasado era Jackson Browne quien demandaba a John McCain por usar -sin su consentimiento- su canción “Running on Empty” para ridiculizar a Obama durante su campaña, estos días son MGMT quienes se han visto obligados a recurrir a los tribunales de justicia para demandar la debida compensación por los daños y perjuicios derivados del uso que el partido político Le Mouvemente Populaire (UMP) ha hecho de su canción “Kids” durante su último congreso nacional, amén de como banda sonora de dos de sus vídeos promocionales. El pasado enero, los responsables de la UMP, agrupación encabezada por el jefe de Estado francés Nicolas Sarkozy, consideraron suficiente pagar 53 euros a la oficina de licencias francesa como única contraprestación por la utilización del tema durante sus actos, pero el equipo de abogados franceses de MGMT considera que esa cantidad es del todo insuficiente y no ajustada a la legalidad vigente desde el momento en que esa misma canción ha sido utilizada sin permiso de sus autores como banda sonora de dos de los vídeos de campaña del partido. Requeridos a compensar a los creadores -y titulares de la propiedad intelectual- del tema, la agrupación política ha tenido la desfachatez de pretender que dicha canción se usó sin permiso de sus autores “por error”, ofreciendo como indemnización simbólica a MGMT la cantidad de 1 euro.

Por aquí, el de la UMP nos parece un gesto desafortunado y poco menos que insultante, más aún teniendo en cuenta que el partido que quiere liquidar su infracción con el pago de un único euro es el mismo que en Francia impulsa estos días una propuesta de ley contra la piratería en Internet y el file-sharing que pretende endurecer considerablemente las penas para todo aquel que comparta en Internet música protegida por copyright. Sigue habiendo dobles raseros, y al final siempre son los mismos los que pagan.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video

cerrar
cerrar