Giras

Linda Mirada

Vídeo exclusiva

Linda MiradaTrabajar mercadeando con discos -toneladas de canciones paseándose diariamente por tu cerebro esponjado, de izquierda a derecha, de derecha a izquierda, propiciando el chaparrón químico de la conexión sináptica- es lo que tiene: a poco que uno haga gala de buen oído (y de un buen gusto suficiente) y gaste un mínimo de memoria musical, fácil es que se te acabe pegando un algo de lo mejor de cada casa. Luego, pasa lo que pasa: que una se lanza un buen día a escribir sus propias canciones y como por arte de birlibirloque, de manera espontánea y fresca, se muestra sorprendentemente capaz de jugar a combinar elementos que juegan a citar casi todo lo bueno, desde el sunshine pop de finales de los sesenta al viejo Italo disco, desde el synth-pop de Yazoo hasta el soul radiante de la primera época de Motown, la más femenina -y menos irritante- nueva ola madrileña (piensa en las Las Chinas, o en Rubi y Los Casinos) o aquel indie británico que durante los primeros años ochenta creció al calor de marcas hoy legendarias como Postcard o Cherry Red Records.

¿Que todo esto a cuento de qué? A cuento de Linda Mirada. Os empezamos a hablar de ella hace cosa de dos meses. Haz memoria. Ahora, aquella misma canción -no en la remezcla de Anorak, sino en su versión original- tiene vídeo oficial, un clip intencionadamente naif y ampliamente condicionado por la escasez de medios que durante la próxima semana podréis ver aquí y sólo aquí, en rigurosa exclusiva. Te recordamos que la canción sirve de goloso single de adelanto de un álbum de debut - “China es otra cultura”- que está a punto de ver la luz a través de Discos La Cooperativa.

Sintes traviesos dibujando brillos de neón, pianos que parecen robados de un viejo hit soft rock de los primeros años setenta, bajos saltarines que citan el legado del pop sixties desde una óptica nueva olera, rítmicas sutiles que amenazan con ponerse electrosas, una voz llena de inocencia y colorido, y unas melodías tan cándidas como adhesivas que parecen querer trasladar al entorno de las pistas de baile más garbosas el humor luminoso y desacomplejado del pop chicle. Nada nuevo bajo el sol, pero ya verán que la cosa se deja disfrutar sin ningún esfuerzo.

El vídeo te espera tras el salto. Vete con cuidado, porque, a pesar del cutrerío, algo nos dice que, a la larga, podrías acabar enamorándote de esta chica.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video

cerrar
cerrar