Giras

Foals

Garabatos

FoalsSin llegar a exhibir el mismo punch noqueante que propulsó sus primeros singles, el primer álbum de Foals vino a refrendar las esperanzas puestas en una banda capaz de casar sin esfuerzo aparente referencias minoritarias ( Steve Reich, Monolake o S weep The Leg Johnny son algunos de los nombres que defienden como influencias determinantes durante la concepción de “Antidotes”) y tendencia sin dejarse vampirizar por el camino por los siempre nocivos mecanismos generadores del hype. Y es que son pocas las bandas contemporáneas capaces de lanzarse a hilvanar en un mismo tema retales de math-rock, afro-beat, punk-funk, prog-rock, post-punk, dub o minimal techno y lograr un resultado terso, musculoso, emocionante y altamente energético sin que parezca un capricho snob o una boutade de escuela de arte. Lejos del pop de libro con regusto revivalista o del rock imberbe y aturullado al que se dedican la mayoría de sus coetáneos, Foals parecen hechos de otra pasta. Con la seguridad que otorga haber cerrado una temporada de vértigo con “Antidotes” bien situado en los primeros puestos de muchas de las listas de lo mejor del año, Foals trabajan ya en los nuevos contornos -avisaron hace tiempo de que su segunda entrega en formato largo poco tendría que ver con la primera- que vestirán las canciones de un segundo álbum que, en palabras de Yannis Philippakis, “suena cada vez menos y menos a surf a medida que se va enfriando”. ¿Intrigado? El mismo Yannis - “abrazando la transparencia del Mundo Moderno”, dice con sorna- se ha decidido a comenzar el año abriendo en el MySpace de la banda una pequeña ventana al proceso de creación de sus nuevas canciones. El pasado lunes, el cantante y portavoz de la banda de Oxford colgaba en ese espacio tres fragmentos “informes y semi-instrumentales” surgidos de “trastear a altas horas de la noche con un pedal de loops” que dan pistas para saber por dónde van las intenciones de la banda en estos primeros días de 2009; hoy mismo, Yannis ha vuelto a postear viejas mezclas de un par de caras B de sus singles (las de “Titan Arum” y “Gold Gold Gold”, ambas en el envés del 7” de “Red Socks Pugie”), apropiaciones de ritmos ajenos ( “KrakowFunk”), y un nuevo garabato propio que, aclara, nadie debería tomarse ni como canciones completas ni como samples del nuevo álbum ni como predicciones del futuro.

De entre todo lo regalado, aquí te dejamos una versión alternativa (que, parece, gusta más a la banda que la definitiva) de “Glacier s”, uno de los dos temas inéditos que sirvieron para completar las caras B de “Olympic Airways” en formato sencillo.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video

cerrar
cerrar