Giras

Dâm-Funk

Cali Space Funk

Dam-FunkEn los países escandinavos tienen el skweee, en U.K. tienen a Joker como paladín del nuevo future dubstep radioactivo y púrpura, y en Cali tienen a Dâm-Funk... Sí, ya sabemos que restringir los cauces de renovación del funk a esas tres vías es un gesto reduccionista de lo más atrevido, pero valga ese boceto triangular como ejemplo sinóptico y condensado de escenas coetáneas que desde distintos puntos de vista juegan a mezclar beats con tendencia a lo off-kilter y grooves de ascendiente r&b, IDM coñona y frecuencias electrosas, líneas de bajo sintéticas y filigranas melódicas cargadas de intenciones P-funk.

A pesar de su talante abiertamente anti-hipster, el nombre del connaisseur Dâm-Funk no ha parado de ganar protagonismo desde que un buen día, fiándose de su buen gusto tras los platos, el capo Peanut Butter Wolf le encargó a Dâm una remezcla de la versión que el elusivo Baron Zen había hecho del "Burn Rubber" de The Gap Band. Aquel fue el principio de una fructífera relación discográfica que tras dar de sí una serie de celebrados EPs alcanzará su climax este otoño, temporada elegida por Stones Throw para poner en circulación el primer álbum de Dâm-Funk, un disco de título "Toechizown" que será ¡quíntuple!

Lo que leen, los últimos dos años le han dado a Dâm-Funk para generar suficiente material como para llenar cinco vinilos, y el amigo Peanut Butter Wolf se los va a poner todos a una en la calle. Hasta que ese momento llegue, "Toechizown" se podrá ir degustando en entregas parciales. De hecho, el primero de los cinco volúmenes que en otoño conformarán el monumental debut de Dâm-Funk acaba de ver la luz en formato digital. En " Toeachizown Vol. 1: LAtrik " caben siete cortes (el primero de ellos te lo regalan aquí), cuarenta minutos de lo-fi funk futurista y cósmico esculpidos a base de equipos añejos (el amigo Dâm no usa ni samplers ni ordenadores, se lo toca todo a base de bajos, sintes viejos y cajas de ritmos vintage) y grabados de acuerdo a un muy singular proceso 100% analógico.

Como ejemplo de los gustos del amigo Dâm, estudioso crate digger enamorado del boogie y el electro-funk de principios de los ochenta , aquí tenéis una mixtape que el californiano acaba de regalarle a las gentes de la LuckyMe crew. Los créditos podéis consultarlos al final de este hilo. Y como muestra de su arte productor, aquí os dejamos la sesión -siete temas propios y uno de L.S. Movement para cerrar- con la que Dâm-Funk respondía a la invitación del Experimental Show de Mary Anne Hobbs. Modern space funk.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video

cerrar
cerrar