Giras

Brunetto

Vitamina B+

Si nombres como los de Funkarma, Shadowhuntaz, Dabrye, Alias o Rustie te dicen algo, y gozas de esas tierras medias en las que el hip-hop más desacomplejado y la electrónica plácida y minuciosa se revuelcan en busca de una descendencia nueva, quizás debieras prestarle oídos al buen hacer del beat maker sevillano Brunetto.

Aunque su nombre no suene tanto como el de otros, Brunetto no es ningún recién llegado. Hasta dos álbumes - "Déjalo Así Bru" (Freelastica, 05) y "Homeself" (Freelastica, 06)- y un par de generosos EPs para sellos como Irregular o Phonobox hay anotados en su cuenta, discos de aprendizaje -algo titubeantes y aún así sugerentes- que se adscribían a esa suerte de abstract hip-hop que aglutina jergones downtempo y rizados apuntes de IDM, ritmos rotos y ecos profundos, melodías sintéticas y pizcas de rap, calidez de filiación funk y error digital. Brunetto promete haber mejorado su fórmula en "B+" (Freelastica, 08), un tercer trabajo largo de sonido engordado que estará en la calle a mediados del mes próximo añadiendo a la mezcla medidas dosis de soul sucio, rap de aquí - Kiffa, Suko, Diargi o Uno a los micros- y de allá - Martina Govednik, Zhanna-, dub pulsante y humoso, y hasta asomos de esa escuela neoclásica que viene infectando la espina dorsal de ciertas músicas electrónicas contemporáneas.

Nombre a anotar junto a los de Big City Lover, Rec Overflow, Tres, Glue Kids, Jahbitat o Debilorithmicos en el haber de ese otra electrónica hispana que se mira en los espejos deformantes de sellos audaces como Ghostly, Sound Ink, Anticon, Lex, Ninja Tune o Warp.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video

cerrar
cerrar