Giras

Bowerbirds

Respirar otro aire

BowerbirdsQué mejor momento que en vísperas de sus ya cercanas actuaciones en el próximo Primavera Sound (además de actuar en el Parc Joan Miró el sábado 30 de mayo, ellos son uno de la veintena larga de grupos elegidos por Pitchfork para honrar su primer escenario en el festival barcelonés) para traeros los primeros detalles del que será el segundo álbum de Bowerbirds.

Dos años después de Hymns For A Dark Horse, un álbum que conocimos el verano pasado gracias a Dead Ocean aunque llevara ya más de doce meses -el disco había visto por primera vez la luz a través del pequeño sello Burly Time Records en la primavera del 2007- recorriendo los caminos del underground norteamericano, los de Raleigh (Carolina del Norte), tienen listo para ser publicado su segundo tratado de modern (acid) folk (pop) con calado espiritual.

La cosa se anuncia esta vez mucho menos espartana. Si su primer álbum germinó entre las cuatro paredes de una cabaña perdida en las entrañas de los bosques de North Carolina, este segundo trabajo fue concebido en el camino, lejos del misterio de la naturaleza y lejos del abrigo que brinda la casa, en medio de viajes y giras a ambos lados del Atlántico de la mano de Bon Iver, Calexico, Mountain Goats, Phosphorescent o John Vanderslice. Si aquel “Hymns For A Dark Horse” venía empapado de principio a fin en aromas de la América rural, recorrido por timbres de materiales rústicos -guitarras desnudas y acordeones de fuelle exhausto, tablas y tambores de marching band que más que a mantener el paso parecían invitar al rapto místico- y giros lingüísticos que delineaban una mitología propia, un imaginario repleto de alusiones a una belleza primitiva, a la fascinación de lo humano enfrentado a la grandeza de una naturaleza virgen, este segundo trabajo, “Upper Air”, se anuncia más fragmentario, como si fueran hojas de un diario en el que se dejara gotear la tinta en comapañía de guitarras, órganos, pianos, violines o contrabajos algo tímidos pero nunca huraños.

Para los necesitados de coordenadas, desde su sello describen a los nuevos Bowerbirds como un ente musical de contornos propios imbuido del espíritu de Richard & Linda Thompson, del sello y la vigencia contemporánea de Devendra Banhart, y el adictico dulzor melodioso de Iron & Wine, aunque agitado por una energía subyacente cercana a la de Beirut, o por alguna otra fuerza más lejana, más cruda, más salvaje.

“Upper Air” verá la luz el próximo 6 de julio a través de Dead Oceans.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video

cerrar
cerrar