PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Feverapp

Expectativas VS. Realidad: 8 planes perfectos que acaban siendo un desastre

H

 

Lo que piensas hacer tras ver 50 sombras de Grey, y lo que pasa de verdad

Carlota Ming , Antonio J. Rodríguez

13 Febrero 2015 18:23


 Aquí, algunos motivos que nos impiden hacer lo que de verdad nos gustaría. Descárgate Fever, la app que te propone el mejor ocio en tu móvil.

Comida. Series. Sofá. He aquí las palabras mágicas, el triángulo de las Bermudas que nos impide hacer nada. Es como si hubiera una fuerza oscura que absorbiera salvajemente nuestra habilidad para la diversión: basta con que alguno de estos elementos chisporrotee en nuestro cerebro para que nos convirtamos en osos polares listos para la hibernación. ¿Que no? A continuación siete ejemplos cotidianos de planes que prometían una cosa y acabaron siendo… ¡lo de siempre!

1. Lunes energético

EXPECTATIVAS

Empezar la semana con media hora de carrera o bicicleta, ducha tonificante y desayuno de cereales con frutos rojos 

REALIDAD

Hace un frío polar, así que pospones el despertador cinco o seis veces. Te levantas tarde, te duchas con prisas, introduces un bollo envuelto en plástico transparente en el bolsillo y sales de casa pensando en la cerveza que beberás cuando acabe el día: un Lunes De Mierda sólo se cura así. Birras. De paso te propones tomar solo una: el objetivo es madrugar el martes para hacer deporte.

Por algún motivo extraño, el martes vuelve a hacer más frío que en la extinción de los dinosaurios. A dormir.

2. Martes nutritivo.

EXPECTATIVAS

Llenar las horas muertas con arte y comida sana. Comprar una ensalada compuesta de frutos venidos de otro continente. Pasear por las exposiciones temporales del museo de arte moderno. Infestar Instagram con fotos de todo eso. Molar mucho.

REALIDAD

Te aplatanas. La comida sana acaba mutando en algún plato que contiene patatas fritas bañadas en aceite. Te sientes como si te hubieras tragado un macetero. El único arte moderno que ves son las fotos conceptuales que la gente sube a Instagram.

3. Miércoles cultureta.


Es como si fuésemos engullidos por un terrorífico y casero Triángulo de las Bermudas compuesto por las palabras mágicas. Es decir, Comida-Series-Y-Sofá



EXPECTATIVAS

Bingo. Hay una obra de teatro interesante seguida de una charla con la directora. Planazo intelectual que permite su consecutivo reenganche en algún bar después de la función. Perspectivas de networking y/ o flirteo.

REALIDAD


Una horaca viendo yutubes y vines. 

4. Jueves gastronómico.

EXPECTATIVAS

 Probar un menú degustación en algún restaurante recomendado. Toca cenar nuevas sensaciones y actualizarse en el universo hiperavanzado de la cocina. 

REALIDAD

¿Segunda pizza congelada en menos de una semana? Pos vale. Sientes tu abdomen como un helado de dos bolas que va camino de la tercera. Con todo, la pizza está rica. Echan nuevos capítulos de alguna movida.

5. Viernes musical.

EXPECTATIVAS

Deberíamos dejar de lamentarnos por lo mal que lo pasan los músicos y lo mal que está la cultura y gastar más dinero en música en directo. Precisamente, resulta que en una sala de conciertos del centro van a juntarse un par de grupos de música. Son bandas que están pegando fuerte, o al menos eso es lo que se lee en redes sociales. No conoces ni una sola canción, así que iremos y luego ya entenderemos el rollo. Objetivo: colocarse con las letras y bailar conteniendo el cuerpo.

REALIDAD

¡Mira, un whatsapp de una amiga a la que no ves en tres días! Está en el bar de siempre, que es un bar sin ventanas, llenando la mesa de botellines vacíos. Comentas la jugada. Sientes que podrías hacer esto de lunes a domingo, aun siendo consciente de que tu tolerancia al alcohol va a ir menguando poco a poco. Ah, los quicos y las pipas son un aliciente

6. Sábado de fiesta.


La comida sana acaba mutando en algún plato que contiene patatas fritas bañadas en aceite. Te sientes como si te hubieras tragado un macetero



EXPECTATIVAS

Fiesta, como sea. Ha venido un DJ de Berlín o noséqué. La noche promete: amigos on fire dispuestos a gastar más de lo debido en bebida. ¿Pagar la entrada a precio de ópera? Why not.

REALIDAD

El club es un muermo, pero nadie lo dice. Se fuma más de la cuenta; se entra y se sale sin parar. En la calle, las mismas conversaciones que en el bar sin ventanas.

7. Domingo de lectura.

EXPECTATIVAS

Jornada de reflexión. Los domingos son para pasear bajo el sol, visitar algún mercado de artesanía y productos de segunda mano y dedicar varias horas a la lectura. Hay que cuidarse por dentro y por fuera.

REALIDAD

Te levantas en algún momento entre las 11 y las 3, casi siempre con resaca. En Instagram admiras a la gente capacitada para hacer planes un domingo: excursiones campestres, vermuts, rastros, visitas familiares… Te habías propuesto leer algún clásico pero has acabado leyendo un artículo de este rollo. Por un momento piensas que tampoco está tan mal, pero la semana que viene será distinta. Con Fever, fijo que sí.

BONUS TRACK

Lo que piensas hacer tras ver 50 sombras de Grey, y lo que pasa de verdad:

Para leer más historias sobre Fever en PlayGround, pincha aquí.


¿Por qué nunca cumplimos los planes que nos proponemos?



share