Dewars

¿Lo dejarías todo para calbagar una ola gigante?

Los protagonistas de “Riding Giants” sacrificaron hasta sus vidas por obedecer a sus instintos. Ellos son el ejemplo de la filosofía #LiveTrue que Dewars nos enseña en su aclamado spot.

Cabello alborotado, ropa deportiva, piel bronceada y collar pegado a la garganta.

¿Lo has apuntado todo?

Bien, ya puedes ser un surfista de postureo. Pero para llegar a ser un surfista de verdad, será mejor que sigas el ejemplo de los protagonistas de Riding Giants, el documental dirigido por el skater y surfista Stacy Peralta.

Riding Giants rastrea los orígenes del surf a través de las declaraciones de grandes surfistas y expertos como Mickey Muñoz o Gerry López, nombres que se atrevieron a vivir la vida de verdad, a seguir sus verdaderas pasiones.

Precisando en el surf de grandes olas, hace una trayectoria histórica a través de tres protagonistas que marcaron sus respectivas épocas en el arte de coger olas. Son personas que dejaron todo para dedicarse a su mayor afición: surfear.

Si no te sale ardiendo de lo más profundo de ti, no lo hagas

Greg Noll

“Básicamente, he sido un cerdo de la diversión toda mi vida”.

También apodado “El Toro” por su físico y manera de afrontar las olas, Noll fue un famoso surfista de San Diego. Durante los años 50 y 60 se enfrentó a olas que nadie había tenido valor de hacer frente. No tenía miedo; todo lo que hacía era divertirse.

Vía ridinggiants

Su instinto era su única filosofía.

Cuando era joven, Noll formaba parte de los vigilantes de la playa de Los Ángeles, y poco después se marchó a Hawái para terminar la secundaria y dedicarse a su mayor afición en la costa de Makaha.

Vía Seabreeze

 

A no ser que no salga espontáneamente de tu corazón, no lo hagas

Entre sus logros consta haber sido el primer surfista en haber surcado la Banzai Pipeline, una de las olas más peligrosas del mundo. Ahora, sin embargo, cree que el espíritu de este deporte se ha deteriorado:

Antes nos lo tomábamos todo a broma, era una diversión constante. Competíamos de buena fe y nos apoyábamos unos a otros. Me angustia demasiado ver cómo los chavales ahora se pelean a puñetazos por una ola”.

Todo lo que hizo Noll fue subirse a su ola interior, cumplir con aquello que el corazón le dictaba.

Vía enciclopediaofsurfing

Si lo haces por dinero o por fama, no lo hagas

Jeff Clark

No importa cuánto entrenes, lo importante para coger una gran ola es llevarla en el corazón

Clark es uno de los más grandes surfistas de la historia. En 1975, cuando el surf ya se había popularizado en todos los rincones del mundo, el joven —solo tenía 17 años— cogió una tabla e hizo frente a Mavericks, una zona de California donde las olas llegan a superar los 7 metros de altura.

Vía SonyClassics

Durante años, Jeff Clark fue prácticamente el único surfista en enfrentarse a tal reto, pero acabó popularizándose como una de las capitales del surf de alto riesgo.

Sabía que podía morir, pero no me importó

Sabía que podía morir. Incluso estuve a punto de llamar a la Guardia Costera para decirles adónde había ido por si me pasaba algo”, explica Clark, que fue capaz de dejar todo atrás para cumplir su sueño.

Su nombre siempre fue sinónimo de autenticidad en este deporte.

Tampoco hizo lo que hizo por fama o dinero; simplemente, convirtió su pasión en su impulso vital.

Vía osprofanos

Laird Hamilton

El surf no es solo un deporte, es una obra de arte”.

Hamilton es el surfista contemporáneo por excelencia. Modelo y celebrity americano, con 17 años ya se había convertido en toda una estrella del surf. Sin embargo, no quería dedicarse al surf de competición. Él lo veía, más bien, como una obra de arte.

Vía Laird Hamilton

Nacido en San Francisco, la cultura del surf le vino dada por sus padres. Nunca tuvo dudas. Siempre vio claro que aquel era el estilo de vida que quería vivir. Hamilton pasó a convertirse en historia del surf el año 2000, al enfrentarse a las olas de Teahupo'o en Tahití.

A no ser que salga de tu alma como un cohete, no lo hagas

Pese a pasarse la vida surfeando, Hamilton nunca se ha autopromocionado. Él se proclama como un embajador del surf y se dedica a enseñar y ayudar a personas que están iniciándose en este, según Hamilton, arte.

El surf es como la pintura o la música. Lo bueno es que no existe una manera equivocada de surfear. La única forma de surfear equivocadamente es si no eres feliz mientras lo haces”.

Hamilton lo sabía bien. O como dijo Bukowski: 

Si no te sale ardiendo de lo más profundo de ti, no lo hagas.

Vía wehearit

Los protagonistas de esta historia convirtieron su pasión en un impulso vital. Así piensa Dewar's. Conoce su filosofía en su inspirador spot. Y recuerda, si no te sale de dentro, no lo hagas.  #LiveTrue #Dewars

Loading the player...

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

cerrar
cerrar