Noticias

16 descorazonadoras imágenes de animales abandonados tras un huracán

Tuvieron que tomar la decisión mas difícil de sus vidas: ser rescatados y abandonar a sus mascotas o quedarse allí junto a ellas sabiendo que podían morir

oi oi

En 2005, muchas de las personas que fueron víctimas del huracán Katrina, tuvieron que tomar la decisión mas difícil de sus vidas. Se vieron obligados a escoger entre ser rescatados y abandonar a sus mascotas o quedarse allí junto a ellas sabiendo que podían morir.

La mayoría pensaban que solo estarían fuera por un par de días, y los refugios, incluyendo los de la Cruz Roja, se negaban por completo a acoger animales.

Fotografía de Carol Guzy.

Unos 250.000 animales de todo tipo se quedaron solos y desamparados, con muy pocas posibilidades de sobrevivir. Los afortunados tenían agua y comida, los que no tuvieron tanta suerte se vieron atrapados en el interior de las casas o en los tejados.

Durante el Katrina, el ex fotógrafo del Washington Post Carol Guzy capturó con su cámara las descorazonadoras historias de perros, gatos y caballos que se quedaron abandonados a su suerte.

Fotografía de Carol Guzy.

Y la otra cara de la moneda tampoco nos muestra una realidad más amable. Entre los que se negaron a dejar atrás a sus mascotas y dejaron pasar los medios de rescate, no fueron pocos los que murieron en sus casas con la subida de las aguas.

Estas duras imágenes son una pequeña muestra de los horrores que viven las víctimas de los desastres naturales de las que no se habla en los telediarios.

Fotografía de Carol Guzy.

Voluntarios trepan entre los escombros de Nueva Orleans para rescatar a los perros que las familias se vieron obligadas a abandonarlos. El perro de la imagen pudo finalmente reunirse con su dueño que había perdido todo en el desastre.

Fotografía de Carol Guzy.

Don Arnold, un rescatador trata de alcanzar a un perro que huía asustado. Finalmente pudo cogerlo y ponerlo a salvo después de volver en varias ocasiones a buscarlo al barrio.

Fotografía de Carol Guzy.

Bobby Fumarelli, ex marine y bombero condecorado de Nueva York, trata de ayudar a un perro en St. Bernard Parish.

Fotografía de Carol Guzy.

A.J. Meadows, médico de la Arizona Humane Society, rescata un gato en un ático.

Fotografía de Carol Guzy.

En esta casa los voluntarios se encontraron a un perro asustado y atrapado junto a su compañero ya fallecido.

Fotografía de Carol Guzy.

Scotlund Haisley, director de la Liga de Rescate Animal de Washington, encuentra un perro acurrucado entre los escombros de lo que un día fue su hogar.

Fotografía de Carol Guzy.

Restos de un perro fallecido junto a una casa.

Fotografía de Carol Guzy.

Un residente vuelve para tratar de alimentar a sus gatos. Los llantos de los animales atrapados dentro de la casa hacen que se derrumbe.

Fotografía de Carol Guzy.

Un cachorro recibe atención médica en un albergue que acogió temporalmente a miles de animales heridos.

/content/edit/PLYNWS20161018_0026

Fotografía de Carol Guzy.

Voluntarios trabajan en un albergue improvisado.

Fotografía de Carol Guzy.

Sarah Rose, voluntaria de Animal Rescue Nueva Orleans, duerme con un cachorro de pitbull en una casa que fue donada para el cuidado de mascotas.

Fotografía de Carol Guzy.

Un perro y un caballo rescatados en St. Bernard Parish y que finalmente pudieron reunirse con sus dueños.

Fotografía de Carol Guzy.

Hazel Ford, 71, se reencuentra por fin con su compañero Mr. Snoogles. Estaba tan preocupa que no podía ni comer ni dormir. Lo buscó en otras cuatro localizaciones antes de encontrarlo.

Fotografía de Carol Guzy.

Aaron Minjares, un voluntario, recibe el cariño de un pitbull rescatado de un edificio de apartamentos inundado donde el pero había estado atrapado en un armario durante semanas.

[Vía Washington Post]

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video

cerrar
cerrar