PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Curiosidades

Este teléfono puede mandar olores. ¿El futuro de la comunicación?

H

 

El oPhone permite compartir aromas como si fueran mensajes de texto

Jordi Berrocal

20 Enero 2014 13:50

Whatsapp, Facebook, e-mails, Twitter... Cada vez tenemos más formas de comunicarnos, pero prácticamente todas ellas están centradas en las palabras. El lenguaje es el modo más práctico para transmitir ideas, pero no siempre tiene por qué ser el más efectivo, especialmente si se buscan reacciones en el plano emocional. El impacto de un simple olor, por ejemplo, puede tener tantas connotaciones que resulte indescriptible, por muchas palabras que se utilicen.

Partiendo de esta idea, el innovation tank parisino Le Laboratoire ha inventado el oPhone, un dispositivo que permite mandar olores como si se tratara de un mensaje de texto. “Queremos crear una forma de comunicación más sensual y menos estresante, en la que compartir un gesto de amistad, un placer culinario o un recuerdo de infancia estén a un solo gesto de distancia”, explican los responsables del proyecto en su web. Suena atractivo pero, evidentemente, no es una tarea fácil.

En declaraciones a Wired, David Edwards, director de Le Laboratoire, ha explicado que el principal problema es que “si te doy el olor de una pizza, es difícil que inmediatamente después pueda darte el olar del mar y a continuación el olor de un cactus”. Como bien sabrán los usuarios del metro en hora punta, los olores se mezclan con suma facilidad, y no siempre con resultados agradables.

Para solucionar este problema, el equipo de Edwards ha ideado el oChip. Se trata de un pequeño cartucho, del tamaño de una uña, que contiene información olfativa y que es capaz de producir centenares de señales de olor. Estos chips pueden instalarse en el oPhone y, a través de una app conectada a bluetooth llamada oTracks, puede mandar aromas a otro oPhone apretando un solo botón.

De momento, el oPhone es un simple prototipo, pero se espera que las primeras unidades del producto final estén disponibles a finales de este año.

Más allá de la curiosidad de poder compartir olores con tus amigos, lo más interesante es pensar en todas las aplicaciones que podría tener el invento. Si se aplicara la misma tecnología a televisores, salas de cine o libros, por ejemplo, podríamos estar ante la próxima gran revolución en el modo en que experimentamos el entretenimiento. Por otro lado, también podría tener diversas aplicaciones en las terapias médicas, ya fuera para estimular los recuerdos o para relajar a los pacientes.

En el fondo, no se trata de estar más conectados, sino de empezar a trabajar para que esta comunicación virtual sea lo más humana posible. Y esto, claro está, pasa por explotar nuestros sentidos y emociones.

share